La afirmación hecha por los 49ers

Por Andrés Ornelas

Los 49ers pusieron su punto en la mesa y de qué manera. Dominaron por complento a un gran equipo de Packers y en un terreno hostil donde es muy dificil ganar: el Lambeau Field. Green Bay fue superado en casi todas las facetas del juego: en esquemas, plan de juego, defensiva y ofensiva. Si acaso, en la única faceta en la que hubo competencia fue en los equipos especiales, donde vimos a Randall Cobb regresar una patada de despeje hasta la anotación. Fuera de Cobb, el único otro jugador que mantuvo a su equipo en el partido fue Aaron Rodgers, quien es una estrella hecha y derecha.

 

Se notó la clase de Jim Harbaugh y su equipo de entrenadores desde el principio, donde se mostró que estudió cada pieza de este complicado rompecabezas, el cual armó con maestría. Por ejemplo: los Packers usan a Cobb como un comodín, ya que lo alinean como receptor “X” (receptor alineado opuestamente al ala cerrada) o “Z” (receptor alineado en el lado opuesto que el “X”), como receptor de ranura o inclusive como corredor. Para contrarrestar esto, Jim usó casi todo el partido la formación “dime” (6 backs defensivos, 4 linieros defensivos y un linebacker), usando al rápido y agil esquinero Perrish Cox casi como un segundo linebacker, estando pegado todo el partido a Cobb.

 

Harabaugh creó muchos duelos desfavorables en todas las posiciones, moviendo las alineaciones ofensivas constantemente. En la primera serie ofensiva donde anotaron, los 49ers usaron las siguientes alineaciones:

 

1. Moss, V. Davis, D. Walker, Miller, Gore
2. Crabtree, V. Davis, Walker, Miller, Gore
3. Williams, Manningham, Crabtree, V. Davis, Gore
4. L. Davis, Kilgore, V. Davis, Miller, Gore
5. Williams, Manningham, Crabtree, V. Davis, Walker
6. Crabtree, Manningham, V. Davis, Miller, Gore
7. Crabtree, Manningham, V. Davis, Miller, Gore
8. Crabtree, V. Davis, Walker, Tukuafu, Gore
9. Crabtree, Manningham, V. Davis, Miller, Hunter
10. Moss, V. Davis, L. Davis, Tukuafu, Hunter
11. Crabtree, Moss, V. Davis, Walker, Gore

 

Sólo usaron la misma alineación dos veces en toda la serie ofensiva. La defensiva de Packers no podía ni si quiera hacer los ajustes necesarios para detener a Alex Smith y compañía, por lo que en cada serie que tuvieron quitaron valiosos minutos al reloj, además de anotar en muchas posesiones.
La defensiva de San Francisco, al igual que el año pasado, se vio impresionante. No dejaron de presionar a Rodgers, y menos aún permitieron ganar yardas importantes a los corredores, esto los mantuvo con el control la mayoría del partido.Vale la pena recordar que regresaron los 11 titulares defensivos que jugaron en 2011, por lo que esta unidad esta intacta.

 

Al igual que la defensiva, el juego terrestre es una de las mejores fuerzas de los Niners. Frank Gore y Kendall Hunter se vieron imparables, mucho también gracias a una linea ofensiva que mejora partido tras partido. El juego terrestre es medular para la ofensiva roja y dorada, y fue sumamente efectivo. Frank y Kendall comieron reloj y yardas, devorando como un festin, proyectando 7 y 4.6 yardas por acarreo respectivamente, los cuales son números impresionantes. Gore tuvo 112 yardas totales y Hunter 41.
Inclusive el mariscal suplente Kaepernick corrió 17 yardas para dar paso al gol de campo record de Akers de 63 yardas, que empató la marca histórica. Hasta en la posición de pateador de despeje y de lugar tienen discutiblemente a los dos mejores.

 

Se sabía que la ofensiva tenía que mejorar, y lograron el objetivo. La principal debilidad en 2011, receptor, fue gratamente mejorada. Llegaron Randy Moss y Mario Manningham, quienes cumplieron con creces: Moss tuvo 4 atrapadas para 47 yardas y 1 anotación (con esta, superó a Terrell Owens como el segundo receptor con mas anotaciones en la historia) y Manningham tuvo 4 atrapadas para 29 yardas. Además, la relación Smith-Crabtree es cada vez más fuerte y productiva, ya que “Crab” atrapo 7 pases para 76 yardas.

 

Hablando de Smith, se ve cada vez mejor. Muchos dicen que él solo maneja el juego, pero yo lo veo como un quarterback seguro de sí mismo, que toma excelentes decisiones y no comete errores, además de dar buen destino al balón continuamente. A lo mejor su brazo no es el más potente, ni su trabajo de pies el ideal. Sin embargo, Smith es perfecto para este equipo, ya que cumple con creces y le va muy bien este esquema ofensivo.

 

Al empezar la temporada, no muchos hablaban de que los 49ers van a estar en el Super Bowl, pero creo que esta conversación se dará cada vez más.

 

Mi pronóstico: Sólo algunos equipos completos como lo son Ravens o Bears pueden quitarle el anillo a los Niners este año.

Ulises Harada

Desde principios de los 90 pasaba las tardes de domingo frente al televisor viendo partidos de NFL y desde entonces profesa el 'arrowhead pride'. Socio Fundador de Primero y Diez en donde es pieza fundamental en el trabajo editorial y comercial. Día a día, sin importar dónde esté, escribe, discute y analiza lo que sucede en la liga.


Publicaciones Relacionadas