¿Ganamos o ganaron?

Por Alvaro Sosa

 

Cuántas veces hemos discutido sobre la frase: “¡Ganamos!” y otra persona contesta: “¿Ganaron?, no te vi en el campo de juego….” Hay opiniones que piensan que es válido decirlo, y otras que no, ambas muy respetables; pero este  tema es el que nos ocupa en estas líneas…

 

Sé que este tema ajusta a cualquier deporte, pero me enfocare en la NFL. Ese sentimiento de propiedad cuando alguien dice; “ganamos” “perdimos” “jugamos mal…” “Nos robaron los árbitros…” es algo tan normal que todos o casi todos, algunas vez hemos experimentado.

 

Pero, ¿está bien dicho “ganamos”, cuando realmente no llamaste la jugada, no ejecutaste la jugada, es mas ni siquiera colocaste el balón en la línea de scrimmage? En lo personal considero que la diferencia está en cuanta sea la pasión que se siente por ese equipo y esos colores, un verdadero fanático realmente siente las victorias, así como las derrotas, un aficionado promedio, le da igual si ganaron, o a veces solo ve el Super Bowl o los Playoffs (algunos los conocen como Posers).

 

De quienes se toman su tiempo para leer estos puntos de vista, ¿alguno no ha sufrido alguna derrota de su equipo favorito, hasta en las mismísimas entrañas? Algunos hasta lágrimas hemos  derramado, y por el contrario, pudimos haber tenido un mal día, pero esa victoria sobre el equipo odiado, nos hizo darle la vuelta al sentimiento y estar en plan de fiesta. Siempre habrá el compañero o conocido que todo lo quiera ver mal, y si alguien con orgullo dice “ganamos” va a buscar la manera de hacer sentir menos a la persona o por lo menos quitarle un poco de alegría, con sus comentarios sobre si en realidad “ganamos o ganaron”…

 

¿Cuántas personas incluso se meten en problemas con sus familias ([email protected]) porque el domingo es tiempo de football?  ¿Todas esas cosas son en vano?

 

Otro ángulo con el que podemos ver esta pregunta es; ¿el aficionado afecta o influye en un equipo? Y la respuesta es contundente: SI. Y a continuación enuncio algunos detalles:

 

1.- La NFL es un negocio, el dueño del equipo no paga salarios nada más porque le gusta ganar partidos o porque no tenga en que gastar, no dudo que hay dueños que sienten cariño por sus equipos, pero a final de cuentas lo que buscan es generar dinero. Al igual que cualquier negocio sobre la faz de la tierra. ¿De dónde sale ese dinero? De los AFICIONADOS. ¿Cómo? La mayor ganancia está en la televisión, con contratos gigantescos para transmitir la NFL. ¿Quién paga la señal de TV por paga? ¿Quién paga jerseys, chamarras, etc.? ¿Quién llena los estadios? ¿Quién paga por cerveza, hot dogs y demás en el estadio? Al final, el aficionado manda, así como en cualquier negocio, el cliente lo hace.

 

2.- Quitando el dinero, el aficionado afecta otros ámbitos, incluso el mismo juego. No es lo mismo jugar en Jacksonville (quitando el clima, que ese es otro tema) que jugar en Seattle, donde esta quizás, la afición más ruidosa y un estadio diseñado específicamente para aprovechar esa ventaja, es muy conocido cuantas salidas en falso provoca el ruido del conocido “12th man”. Yardas gratis ayudan incluso al marcador final. O la presión que ejercen sobre los árbitros, ya que es común que en ocasiones, se “comen” castigos para evitarse problemas con el público y abucheos.

 

En resumen, en mi humilde opinión; es VALIDO, comentar que “ganamos”, porque he consumido productos que patrocinan a la NFL, veo los partidos, y aun más importante, me siento y me sé, parte del equipo.

 

Como siempre, la mejor opinión la tiene usted, amable lector… y tú, ¿ganaste o gano tu equipo?…

 

 

Sígueme por twitter: @asosa49

Ulises Harada

Desde principios de los 90 pasaba las tardes de domingo frente al televisor viendo partidos de NFL y desde entonces profesa el 'arrowhead pride'. Socio Fundador de Primero y Diez en donde es pieza fundamental en el trabajo editorial y comercial. Día a día, sin importar dónde esté, escribe, discute y analiza lo que sucede en la liga.