Analizando al campeón: New York Giants

Por Andrés Ornelas

 

Resultado temporada regular 2011: 9-7

Puntos a favor: 394

Puntos en contra: 400

Oportunista es la palabra que mejor caracteriza la temporada de este equipo en 2011.

Podría apostar que Brady y Welker siguen pensando en esa jugada del Super Bowl donde Wes soltó un pase ligeramente atrasado, el cual pegó en sus dedos y calló al suelo, después de que el pequeño receptor había girado 180 grados para hacer la atrapada en 3ra oportunidad. Todo esto con la ventaja en el marcador y 3:46 minutos restantes en el reloj. En contraste, los Giants lograron impresionar al mundo con su reacción a esa jugada, cuando Manning soltó un pase de 38 yardas a su receptor Mario Manningham desde la yarda 5. Se pudo ver como en un instante Mario atrapó la bola con sus dedos, aseguró posesión y planto sus dos pies en el terreno teniendo la linea de fuera a centímetros y con dos defensores de Patriots empujandolo hacia afuera del campo mientras lo cubrían muy de cerca. Todo cayó en su lugar, lanzador y receptor tuvieron la perfecta sincronia para ejecutar la jugada más importante del año, dando paso a la gloria.

Como vemos en su resultado de temporada regular, fueron un equipo inconsistente en general, pero definieron su temporada ganando los partidos clave y ejecutando las jugadas más importantes.

Además de ser un equipo imparable en postemporada, le ganaron el duelo a Brady y los Patriots en su propia casa y destrozaron a los Cowboys en el partido decisivo que les dio la calificación, con todo y que ya les habían ganado a domicilio tres semanas antes.

En una temporada de altas y bajas, los Giants lograron su segundo campeonato en 6 años, en los cuales brilla la inteligencia y liderazgo de Tom Coughlin, a quien los críticos dan posibilidades de salir año con año, y éste calla bocas mejor que nadie.

En 2011, Eli Manning tuvo discutiblemente la mejor temporada de su carrera, con 4933 yardas, 29 anotaciones, 61% de pases completos y solo 16 intercepciones. No hubiera podido lograr estos números sin la ayuda de sus dos grandes receptores, Victor Cruz y Hakeem Nicks, quienes lograron temporadones de 1536 y 1192 yardas respectivamente.

A diferencia de otras temporadas, como cuando nos impresionaba el trio de corredores Earth, Wind and Fire (Jacobs, Ward y Bradshaw), el juego por tierra fue muy pobre en 2011, ya que Ahmad Bradshaw solo logró 659 yardas por tierra. Necesitarán mejorar significativamente en este rubro si quieren defender con éxito su corona (último de la liga en yardas terrestres por juego). Para esto, seleccionaron a David Wilson de Virginia Tech, quien es un corredor explosivo, fuerte y rápido. Su principal habilidad es correr por fuera, pero también puede correr por medio de la linea, y aunque su estilo es parecido al de Bradshaw, será un buen complemento para quitarle presión de encima.

Creo que la ofensiva será igual de regular que en 2011, por lo que la clave para competir será la defensiva. En papel, la defensiva mejoró esta temporada muerta, ya que contrataron al fuerte linebacker medio Keith Rivers, quien mejorará el rendimiento de el cuerpo de linebackers, una posición debil desde que se retiró Antonio Pierce. Además, contrataron al tacle defensivo Shaun Rodgers, quien aumentará la profundidad de una de las mejores lineas defensivas de la NFL.

Su principal debilidad es la secundaria, donde han tenido muchas lesiones en años recientes y fueron la defensiva número 27 en yardas por pase en 2011. Prince Amukamara tendrá que renacer y contribuir en su segundo año, Corey Webster tendrá que subir su nivel y Terrell Thomas tendrá que alejarse de las lesiones (se acaba de lesionar de nuevo). Si los jugadores mencionados logran esto, el esquinero novato Hosley solo ayudará y se cobijará de la experiencia de sus compañeros. Dicho todo esto, las mejores movidas de temporada muerta fueron las reestructuraciones y recontrataciones de jugadores claves del equipo, como lo son DE Osi Umenyiora, LB Chase Blackburn, DT Rocky Bernard y el excelente pateador de despeje Steve Weatherford.

En conclusión, los Giants tendrán una buena temporada, y quedarán en segundo lugar de su división por detrás de los poderosos Eagles, con chance de calificar por medio del comodín.

Luis Obregón

Consumidor ávido de contenidos escritos, auditivos y visuales de los temas más diversos que después pone al servicio de la creación de materiales en distintas plataformas. Socio Fundador de Primero y Diez, donde es Editor del sitio y Productor de los espacios auditivos. Por haber tenido una niñez noventera, todavía hasta la fecha, es acérrimo aficionado de los Dallas Cowboys.