Pay the man! – Analizando el contrato de Drew Brees

Por Álvaro Sosa

En las últimas semanas hemos sido testigos de un festival de arreglos entre jugadores asignados como franquicia, y sus equipos; otros en cambio no lograron ponerse de acuerdo, y jugarán la temporada 2012, con esa etiqueta.

En las próximas líneas, intentaré dar el punto de vista de un servidor, sobre lo que significa este tipo de contratos (jugador franquicia) y los de varias temporadas; cómo afectan al jugador, así como al equipo y su futuro.

Para hacer este ejercicio, necesitamos usar  tres visiones distintas: la del equipo, la del jugador, la del aficionado. La clave está en, cuando el contrato satisface las 3 visiones, podemos concluir que la firma, es un home run.

Tomaré el ejemplo de Drew Brees; quien es uno de los mejores jugadores de toda la NFL.Visión del Equipo: Los New Orleans Saints, tienen una ofensiva súper explosiva, capaz de anotarle a placer, casi a cualquier defensa de la liga. Pero, acaba de perder a un gran liniero ofensivo en Nicks (quien firmo con Tampa Bay) y tendrán en 2012 muchas ausencias, entre las que destaca el coach Sean Payton, como castigo por uno de los capítulos más deprimentes en la historia de la franquicia, incluso de la NFL; el “bounty gate”. Con estos antecedentes, el equipo tiene las manos amarradas, pues no se puede permitir perder a “la cara de la franquicia”, y por perder me refiero a no estar en los campos de entrenamiento, donde es el líder, mucho menos perder algún juego, o encontrar alguna lesión provocada por falta de entrenamiento en su holdout. A sus 33 años, Brees firmó por 100 mdd en 5 años, lo que en mi humilde opinión, es una barbaridad, pues recordemos que existe un tope salarial (OJO, no estoy diciendo que no los merezca), pero un contrato tan grande a un solo jugador y más cuando éste no es ningún jovencito, es un riesgo muy grande, no habrá mucho dinero para contratarle equipo que haga brillar su comprobado talento. Una lesión y veremos en los Saints la versión 2012 de los Colts de 2011 sin Manning. Pero recordemos que esto es un negocio (tickets, souvenirs, contratos televisivos, etc.) y no tener a Brees sería desastroso. En pocas palabras, Los Saints no podían hacer otra cosa, que satisfacer las exigencias del jugador. Por otro lado, sabemos que Brees hace cosas que muy pocos pueden, incluyendo hacer ver mejor de lo que son a muchos jugadores que lo rodean, desde la OL al deshacerse rápido del balón o con una buena lectura de la defensiva contraria, hasta los RBs o WRs al ponerles el balón en los números.

 

Por otro lado, jugadores van y vienen, pero el equipo se queda, en ocasiones hay que pensar a corto plazo, otras a mediano o a largo, dependiendo de la situación, en este caso en especifico, considero que pone en riesgo el mediano plazo en lo deportivo, por la edad de  Brees y la cantidad-longevidad del contrato, pero en el corto plazo, no había de otra, un Brees molesto o en holdout, sería para Saints volver a las épocas de los “Aints”, y con ello la entrada de dinero por boletos y demás se irían por los suelos, cosa que no se pueden permitir en ningún negocio.

 

  • Visión del Jugador: ¿Para que juegan en la NFL? Para ganar dinero. Por lo tanto un mayor contrato, idealmente multianual, donde se tenga una “seguridad” económica para el retiro es elemental. Y aquí entra la disyuntiva; Brees ya ha ganado muchísimo dinero, ¿debería “sacrificar” parte de ese dinero a cambio de tener jugadores con talento, rodeándolo? O ¿el dinero no ha sido suficiente, entre mas, mejor? Prefiero competir año tras año, por el trofeo Lombardi, o quiero ser más rico, en un equipo con menos talento?
  • Visión del fanático: ¿Por qué es importante esta visión? A final de cuentas es él quien paga por TV, entradas, jerseys, etc. Así es que lo que piense el fanático afecta directamente al equipo (fans enojados, significa malas entradas, bajas de compras, etc.) y al jugador (no todos ven al dinero como su máximo, algunos prefieren la fama o trascender en su equipo-ciudad). Habrá quienes piensen: “Brees lo merece, qué bueno que le dieron el contrato, no podíamos llegar a pretemporada sin tenerlo contento, no sólo es la imagen del equipo, sino que también de New Orleans…”, otros dirán “Los Saints están locos al darle tanto dinero por tanto años a un solo jugador”.

 

En este caso en específico, ¿Quién salió como ganador? ¿El equipo?¿el jugador?¿el aficionado? O ¿los tres?, la mejor opinión, es la que usted tiene….

Sígueme por twitter: @asosa49

  • Ricardo de la Cruz

    Es un análisis interesante, creo que hace falta notar cuanto del contrato es garantizado y cuantos años son garantizados “vs lesiones”. Eso hace que el número varie, así como su peso contra el tope salarial.

    Saludos.

  • alvaro

    gracias por el comentario, en este caso son 60 millones garantizados, es cierto que en ocasiones hay clausulas, pero casi nunca se publican…

  • Pingback: Baltimore comete un error con el nuevo contrato de Flacco Primero y Diez()

Luis Obregón

Consumidor ávido de contenidos escritos, auditivos y visuales de los temas más diversos que después pone al servicio de la creación de materiales en distintas plataformas. Socio Fundador de Primero y Diez, donde es Editor del sitio y Productor de los espacios auditivos. Por haber tenido una niñez noventera, todavía hasta la fecha, es acérrimo aficionado de los Dallas Cowboys.