El mejor #48 en la historia de la NFL

Por Luis Obregón

 

Nos acercamos cada vez más sólo 48 días para el kickoff de la temporada 2012 y hoy revisamos a los mejores con ese número en el jersey.

Les Richter – LB/K – Los Angeles Rams  – 1954-1962

En la época en la que los jugadores de football hacían prácticamente de todo en el terreno de juego, Richter destacó principalmente como linebacker, pero también ayudó a su equipo jugando como centro y como pateador de goles de campo.

 

Jugando a la defensiva, se distinguió por su rudo estilo de juego que castigaba a sus rivales y como pateador tenía la cualidad de acertar las patadas en momento clave de los partidos. A pesar de sufrir algunas lesiones, nunca se perdió de un solo partido durante toda su carrera, siendo el caso más famoso el de una fractura de pómulo que sufrió a principios de 1961, pero que no le impidió seguir jugando durante el resto de los partidos de ese año.

 

Su gran desempeño en su carrera de nueve años, le valió ocho Pro Bowls de forma consecutiva, fallando sólo en su última temporada, además de ser nombrado All-Pro de 1955 a 1960 y en 2011 fue inducido al Salón de la Fama.

 

Daryl Johnston – FB – Dallas Cowboys – 1989-1999

Uno de esos jugadores de bajo perfil pero que fueron clave para el éxito rotundo de los Cowboys en los 90’s. Debido a su apodo “Moose” Johnston, resultaba impresionante escuchar al Texas Stadium gritar “Moooooooose” cada que el 48 tocaba el balón.

 

El papel de este hombre como líder bloqueador en buena parte de la carrera de Emmit Smith, contribuyó en gran medida, junto con la línea ofensiva, a que el corredor se convirtiera en el líder de toda la historia; el mismo Smith lo ha reconocido siempre, desde el momento en el que rompió el récord en contra de Seattle, abrazó al Moose, que ya no jugaba para entonces pero estaba presente, para darle las gracias y luego lo hizo una vez más en su discurso cuando fue inducido al Salón de la Fama.

 

Sin embargo su habilidad como bloqueador no era todo lo que este hombre tenía que ofrecer, sino también sus seguras manos para atrapar el balón con las que sumó en su carrera un total de 2,227 yardas en 294 recepciones para 14 anotaciones.

 

Fue nombrado en 1993 y 1994 al Pro Bowl, rompiendo un esquema, ya que hasta antes de él en el roster de los equipos no aparecía la posición de fullback, ya que preferían ocupar ese espacio con un corredor más.

 

Stephen Davis – RB/FB – Washington Redskins (Panthers, Rams) – 1997-2006

Un jugador que se disfrutaba ver en el campo de juego. Con el cuerpo y todo el poder de un fullback, pero con la visión y explosividad de un corredor.

 

Inicialmente en los Redskins era usado como fullback suplente, sin embargo en 1999 se ganó la titularidad y el título de estrella en la liga gracias a su excelente desempeño. En ese año rebasó las mil yardas por carrera con 1405 y lideró la liga con 17 touchdowns. A partir de ese año no volvió a mirar atrás y se convirtió en un corredor de tiempo completo que constantemente ponía buenos números para Washington.

 

En 2003 llegó a Carolina y se convirtió en el eje del ataque del equipo de los Panthers que ese mismo año llegó al Super Bowl XXXVIII. En esa temporada estableció su récord personal de yardas por tierra con 1,444.

 

Si duda una carrera digna de reconocimiento en la que acumuló un total de 8,052 yardas, 65 touchdowns, fue nombrado tres veces al Pro Bowl (1999, 2000 y 2003) y consiguió la cantidad de 9,608 yardas totales.

 

Una decisión difícil en esta ocasión, pero finalmente le voy a dar mi voto a Les Richter y el criterio que me hace decidirme por él es que tiene un busto en Canton, Ohio y probablemente los otros dos no lo consigan.

Luis Obregón

Consumidor ávido de contenidos escritos, auditivos y visuales de los temas más diversos que después pone al servicio de la creación de materiales en distintas plataformas. Socio Fundador de Primero y Diez, donde es Editor del sitio y Productor de los espacios auditivos. Por haber tenido una niñez noventera, todavía hasta la fecha, es acérrimo aficionado de los Dallas Cowboys.


Publicaciones Relacionadas