El mejor #55 en la historia de la NFL

Por Luis Obregón

 

Menos de dos meses nos separan de la temporada 2012. A sólo 55 días de su inicio rendimos un pequeño tributo a los que usaron este número durante su carrera en la NFL y fueron exitosos. En esta ocasión la terna está plagada de linebackers, sólo uno de ellos está en el Salón de la Fama y el resto son relativamente jóvenes y tiene poco que se retiraron.

 

Chris Hanburger – LB – Washington Redskins – 1965-1978.

El único de nuestra terna con un saco amarillo que presumir. Hanburger fue parte vital de la dura defensiva de los Redskins durante la década de los 70s, de hecho era el centro mismo del cuadro debido a su liderazgo y su capacidad para hacer jugadas grandes que cambiaban el rumbo de los partidos, como las 19 intercepciones que tuvo en su carrera, dos regresadas para touchdown y los 17 fumbles recuperados, tres de ellos regresados para anotación, lo cual era un récord al momento de su retiro.

En 14 años de carrera cosechó numerosos e importantes éxitos como nueve convocatorias al ProBowl, cuatro veces nombrado al primer equipo All-Pro y el reconocimiento máximo que es la inducción a Salón de la Fama en 2011.

 

Derrick Brooks – LB – Tampa Bay Buccanneers – 1998-2008.

Considerado uno de los mejores jugadores en la historia de la franquicia de Tampo Bay, Brooks es un prototipo de linebacker, un excelente tackleador, efectivo para presionar al quarterback, bueno cubriendo el pase y con el liderazgo necesario para echarse a su equipo al hombro.

Su mejor momento vino en la temporada 2002, cuando lideró a los Bucs a ganar su primer Super Bowl con un cuadro defensivo que está en la discusión para ser de los mejores de la historia con su famoso esquema “Tampa 2” en el que el linebacker central es de suma importancia.

Hay quien opina que en un par de años, cuando sea elegible, estará en el Salón de la Fama, pero lo que es seguro es que durante sus 14 temporadas tuvo grandes éxitos entre los cuales se encuentran en premio Walter Payton al Hombre del Año en 2000, Jugador Defensivo del Año en 2002, 11 convocatorias al Pro Bowl (10 de ellas consecutivas),  cinco veces nombrado al primer equipo All-Pro, forma parte del All-Decade Team de los 2000 y tiene un anillo de Super Bowl.

 

Junior Seau – LB – San Diego Chargers (Dolphins, Patriots) – 1990-2009.

Uno de los íconos defensivos de la década de los 90s, conocido también como “The Tasmanian Devil” por tener una velocidad y un carácter desenfadado, parecido al del personaje de la WB. Su increíble talento en el campo y su liderazgo lo convirtieron rápidamente en todo un ícono deportivo en California.

Formó parte del  equipo de los Chargers que llegó al Super Bowl en 1994, teniendo una de sus mejores campañas teniendo 124 tackleadas, 5.5 sacks, un fumble forzado y tres recuperados, números que le valieron el premio Walter Payton al Hombre del Año.

A principios de la década del 2000 su nivel de juego comenzó a venir a la baja y fue cambiado primero a los Dolphins y luego de ahí a los Patriots en donde las lesiones ya no le permitieron hacer gran cosa. A pesar de ello su espíritu siempre se mantuvo arriba y seguía siendo un líder a su estilo.

En su carrera de 20 años en la liga fue convocado 12 veces consecutivas al Pro Bowl, seis veces nombrado primer equipo All-Pro y forma parte del equipo All-Decade de los 90s.

 

Joey Porter – LB – Pittsburgh Steelers (Dolphins, Cardinals) – 1999-Activo.

En la historia reciente del equipo de Pittsburgh, este ha sido uno de los hombres más importantes, que se ha ganado su puesto en la historia a base de talento y esfuerzo. Un jugador defensivo que además tiene una actitud competitiva envidiable que contagia a sus compañeros, algunos lo califican como un jugador sucio.

Durante sus años en Pittsburgh tuvo muy buenos números acumulando 60 sacks en 8 temporadas, 10 intercepciones, 17 fumbles forzados, 8 recuperados, tres anotaciones y un safety.

Ante el cambio de coach en los Steelers, salió del equipo y aterrizó en Miami, en donde  se convirtió en el jugador estelar de la defensiva registrando 17.5 sacks en la temporada 2008, siendo parte fundamental de la voltereta que dio el equipo del año anterior en el que sólo ganaron un partido para convertirse en campeones divisionales.

En su carrera ha sido convocado a cuatro Pro Bowls, fu nombrado primer equipo All-Pro en 2002 y forma parte del All Decade Team de los 2000.

Un par de datos curiosos:

  • Antes de iniciar la temporada regular en su año como novato cambió su número del 95 al 55 en honor a Junior Seau, uno de los jugadores que admira.
  • Debido a una pelea antes del partido en contra de los Browns en 2004, fue expulsado y el ahora famoso James Harrison tuvo su primer inicio en la NFL.

 

Mi voto es para Derrick Brooks. Es una difícil decisión entre él y Seau, pero me parece que el criterio de desempate se lo da el campeonato ganado, además de su durabilidad en el campo, la cual Seau no pudo matener.

Luis Obregón

Consumidor ávido de contenidos escritos, auditivos y visuales de los temas más diversos que después pone al servicio de la creación de materiales en distintas plataformas. Socio Fundador de Primero y Diez, donde es Editor del sitio y Productor de los espacios auditivos. Por haber tenido una niñez noventera, todavía hasta la fecha, es acérrimo aficionado de los Dallas Cowboys.


Publicaciones Relacionadas