Las leyendas de la NFL que nunca lo fueron

Por Mario Patiño

La carrera promedio en la NFL dura 3.5 años.  Evidentemente no todos los jugadores llegan a ser leyendas, es lo lógico, a nadie le duele ni le sorprende enterarse que cortaron a ese jugador seleccionado en la 7ª ronda del draft o al agente libre no drafteado que nos caía bien, a estos jugadores generalmente los olvidamos a la siguiente temporada.

Sin embargo hay jugadores que sólo jugaron unas cuantas temporadas en la NFL pero que todos recordamos, jugadores que alcanzaron la inmortalidad de la memoria colectiva, ya sea de una ciudad o de una fanaticada. Las prometedoras carreras de estos jugadores fueron terminadas de manera prematura, en los casos más afortunados, por lesión. Este es un recorrido de algunos jugadores que pudieron ser de lo mejor en la historia de este deporte.

El mejor QB de Bill Walsh

¿Cuántos de ustedes han escuchado hablar de Greg Cook? Greg Cook era en 1969 lo que hoy es el prototipo de un QB. Poca gente fuera de su natal Ohio lo recuerda, pero en Cincinnati, donde fue la estrella de la Universidad y de los Bengals, sigue siendo legendario. En la NFL nunca ha habido un novato como él, su promedio de yardas por pase completo era ridículo: 17.5 yds (Drew Brees promedió 11.7 yds por pase en 2011). Estaba destinado a ser un Dios del football, a re-escribir todos los records…

Pero la carrera de Cook sólo duro una temporada. Una lesión en el hombro mal diagnosticada termino en 5 años de dolor y frustración hasta que decidió retirarse como la leyenda que no fue. Bill Walsh fue el arquitecto de la ofensiva vertical de pases largos que Cook manejó en 1969. Después de la lesión de Cook, Walsh tuvo que rehacer su esquema para ajustarse a las habilidades de su nuevo QB Virgil Carter. Fue así que nació la ofensiva de Cincinnati u Ofensiva de la Costa Oeste como se popularizara años después con los 49ers. El gran Dr. Z en alguna ocasión le preguntó a Bill Walsh como sería su esquema ofensivo si Greg Cook no se hubiera lesionado. “Completamente diferente… empezaría con el ataque largo y todo se daría a partir de eso, se hubieran establecido marcas imposibles de romper”.

El motor de Reggie

Todos sabemos quién es Reggie White, pero pocos recuerdan a Jerome Brown, otro liniero defensivo en Philadelphia y compañero de Reggie. Brown fue seleccionado por los Eagles en la primera ronda del draft en 1987. En cinco temporadas con los Eagles Brown fue All-Pro en dos ocasiones,  consiguió 29 sacks y 3 intercepciones, su carrera dentro del campo era excepcional y dominante. Brown no sólo era un jugador destacado, era el reflector de la poderosa línea defensiva de los Eagles y el alma del equipo.

La carrera dominante de Brown terminó de manera dramática. El 25 de Junio de 1992 estrelló su Corvette en Brooksville Fla y murió a los 27 años. En una época sin redes sociales, la noticia de la muerte de Brown fue extendiéndose lentamente para nuestros estándares actuales, fue en un evento religioso agendado para ese día en el viejo estadio de los veteranos, que el propio Reggie White dio la noticia, es impresionante escuchar a la gente y ver la reacción de Reggie White al momento de estar dando el anuncio. A pesar de que los jugadores dedicaran la temporada 1992 a la memoria de Brown, el equipo se quedó corto y esto significó el final del camino para la defensiva dominante de principios de los 90´s que tenía Philadelphia. Al año siguiente Reggie White dejó al equipo para irse a Green Bay.

Bo sabe de football

Bo Jackson, ¿el mejor atleta de la historia? Muchos pueden estar o no de acuerdo pero el talento de este jugador era simplemente irreal. El tiempo más rápido registrado en la historia del 40 yard dash en el NFL combine es de él: 4.12 segundos. A esa velocidad hay que agregar un físico impresionante, Jackson no era como el clásico corredor rápido y a la vez ligero, él pesaba 230 lbs (104 Kg), imagina a un LB intentando detenerlo. Jackson era un prospecto único.

Ganador del trofeo Heisman 1985, los Tampa Bay Buccaneers  lo seleccionaron No. 1 global en el draft 1986, nunca firmó con ellos, ya que siempre dijo que el baseball era su prioridad y el football sólo un hobbie. En 1987 nuevamente era elegible al draft y los Raiders de Los Angeles lo seleccionaron en la séptima ronda. Al Davis demostró nuevamente su habilidad y convenció a Jackson de jugar para él una vez liberado de su compromiso con los Kansas City Royals.

Lamentablemente la NFL sólo disfrutó de Bo Jackson por cuatro temporadas, en los playoffs de la temporada 1990 Jackson recibió un golpe en la cadera que a mediano plazo provocó necrosis del hueso y la necesidad de un eventual reemplazo articular, en esta condición Bo Jackson únicamente pudo continuar jugando baseball.

Mitad Hombre, Mitad Bestia

“Meast” era el apodo con el que sus compañeros conocían a Sean Taylor, mitad hombre y mitad Bestia (half man, half beast). Seleccionado No. 5 global en el draft de 2004 por los Washington Redskins. Taylor se ganó la titularidad en el equipo para el 4º partido de su temporada de novato, poco a poco iba consolidando su carrera y llegó a comparársele con Ed Reed. Al inicio de lo que sería su última temporada (2007), Sports Illustrated lo designo “Hardest hitting player in the NFL”.

La prometedora carrera de Taylor terminó de una manera trágica a los 24 años, el 27 de Noviembre de 2007, cuando varios muchachos entraron a su casa a robar y al verse sorprendidos por Taylor le dispararon, su novia logró llamar al 911 y lo llevaron al hospital donde murió al día siguiente, Taylor perdió demasiada sangre al sufrir la ruptura de la arteria femoral.

Gregg Williams (Bounty Gate) era el coordinador defensivo de los Redskins en esa temporada, en honor a Taylor la defensiva alineo únicamente a 10 jugadores (reservando el sitio de Taylor) en la primera jugada del siguiente partido después de la tragedia (vs los Buffalo Bills).

Otras historias

Pat Tillman (1998 – 2001)

El safety de los Arizona Cardinals, que fue All Pro en el año 2000, abandono su prometedora carrera en el football y un contrato millonario para unirse al ejército de los Estados Unidos después de los ataques del 11 de Septiembre. Murió en 2002 por “fuego amigo”.

Ernie Davis (1962)

A pesar de no haber jugado un solo partido en la NFL, muchos lo consideran como el mejor jugador profesional que nunca alineo. Fue el primer afro-americano en ganar el trofeo Heisman en la universidad de Syracuse y el primero en ser seleccionado No. 1 global en el draft NFL. Inicialmente drafteado por los Washington Redskins, Davis fue cambiado a los Cleveland Browns por problemas con el dueño de Washington. Antes del inicio de lo que sería su primera temporada, Davis fue diagnosticado con Leucemia Monocítica Aguda y murió al siguiente año. Los Browns retiraron su número (45) a manera de homenaje.

Joe Delaney (1981-1982)

El corredor de la Universidad de Northwestern State fue seleccionado por los Kansas City Chiefs en 1981 y su impacto fue inmediato. Al final de su primera temporada fue designado el Novato AFC del año. Al final de un partido en contra de los Houston Oilers, el defensivo Elvin Bethea (Salón de la Fama) lo comparo con leyendas como O.J Simpson, Gale Sayers y Walter Payton. Delaney murió en 1983 al intentar el rescate de 3 niños que se ahogaban. Joe Delaney no sabía nadar, eso no fue impedimento para que lograra salvar a uno de los niños.

Estas son algunas de las leyendas que nunca pudieron ser de la NFL. ¿Conoces a alguien más que no incluimos en esta lista?

 

 

  • Everson Walls quien dono un riñon para Ron Springs…muchos recuerdan al 24 de los Cowboys, por ser el jugador quemado en la jugada de Catch de los Niners

  • Una gran nota que nos lleva a través de la historia de la NFL, nombres que se quedaron grabados en nuestras mentes sin estar mucho tiempo en activo.

    PD. Aunque te falto agregar a Rudy Ruettiger… jaja Just kidding

  • En verdad es una gran nota, el único caso que recuerdo es el de Sean Taylor, la noticia de una muerte es impactante a muchos niveles y creo que impacta aún más durante una temporada regular que habías visto al jugador unos días antes un Domingo jugando el deporte de sus amores.
    Y Jerome Brown, gran historia aunque trágica.

Ulises Harada

Desde principios de los 90 pasaba las tardes de domingo frente al televisor viendo partidos de NFL y desde entonces profesa el 'arrowhead pride'. Socio Fundador de Primero y Diez en donde es pieza fundamental en el trabajo editorial y comercial. Día a día, sin importar dónde esté, escribe, discute y analiza lo que sucede en la liga.


Publicaciones Relacionadas