El mejor #74 en la historia de la NFL

Por Luis Obregón

Sólo 74 días para que llegue el kickoff de la NFL y por eso hoy hablamos de los jugadores que usaron ese número y destacaron en la NFL. Cinco jugadores, cuatro defensivos y un ofensivo, todos ellos con un busto en el Salón de la Fama en Canton, Ohio.

 

Fred Dean – DE – San Francisco 49ers (Chargers) – 1975-1985

Un jugador defensivo que ingresó a  la liga como linebacker pero pronto migró a la línea en donde se mostró siempre porductivo. Originalmente vestía el número 71 con los Charges, pero al llegar a San Francisco utilizó el 74.

Durante su carrera de 141 partidos fue una gran fuerza de su equipo para presionar al quarterback, a pesar de que a inicios de su carrera no se registraban todavía los sacks, hay quienes dicen que tiene alrededor de 100 en su carrera.

Con los Chargers fue un elemento clave para un equipo que dominaba no sólo por su explosivo ataque sino también defensivamente. Durante la temporada del ’81 fue cambiado a los 49ers en donde tuvo también grande años, comenzando desde su llegada cuando colaboró para que su equipo consiguiera el campeonato. Su mejor año fue en 1983 cuando consiguió 17.5 sacks marcado un récord de seis en un solo partido.

Los logros de su carrera incluyen cuatro Pro Bowls, dos All-Pro y dos anillos de campeonato.

 

Henry Jordan – DT/DE – Green Bay Packers (Browns) – 1957-1969

Uno de los primeros linieros defensivos en ser verdaderamente dominantes en la liga. Iniciò su carrera en Cleveland, sin embargo después de sólo dos años fue cambiado a los Packers, donde durante los próximos 10 años fue un gran elemento para aquel legendario equipo de Vince Lombardi.

En aquella época los pass rushers no eran tan valorados como en el juego de hoy, sin embargo Jordan se era una fuerza incontenible para tacklear al quarterback partiendo desde el centro de la línea gracias a su inteligencia y explosividad.

Fue nombrado a cuatro Pro Bowls, cinco equipos All-Pro y fue parte del equipo que ganó cinco campeonatos de la liga y los primeros dos Super Bowls.

 

Bob Lilly – DT – Dallas Cowboys – 1961-1974

A este jugador le llaman Mr. Cowboy, las razones para hacerlo sobran para tomarlo como el ícono del equipo de Dallas, aquí mencionaremos algunas: Es nativo de Texas, estudió en TCU, fue la primera selección en el Draft en la historia de la franquicia, jugó 196 partidos de manera consecutiva en temporada regular más otros 14 en postemporada incluyendo siete partidos de campeonato y dos Super Bowls, de los cuales ganó uno (el primero para el equipo) y para cerrar con broche de oro, fue el primer jugador en ingresar al anillo de honor del equipo y el primero también en pasar toda su carrera en los Cowboys y ser seleccionado al Salón de la Fama.

Lilly era la clave de la defensiva del equipo, aquella conocida como “Doomsday Defense”, su gran tamaño y fuerza le facilitaban el poder manejar dobles y triples bloqueos, los cuales rara vez le impedían presionar al quarterback o detener al corredor en la línea. Su gran habilidad incluso le facilitaba las cosas para tener un olfato por el balón que le valió cuatro anotaciones, tres por fumbles recuperados y una por una intercepción.

De las 13 temporadas que jugó, sólo en dos de ellas no fue convocado al Pro Bowl y fue nombrado al equipo All-Pro de 1964 a 1969 y una más en 1971.

Algunos lo recuerdan por aquella escena en la que, frustrado por varios años de calificar a postemporada y no poder coronarse campeones, después de la derrota ante los Colts en el Super Bowl V, lanzó su casco al final del partido en señal de hartazgo; esa imagen sólo es comparable con aquella otra en la que un año después, tras desmantelar a los Dolphins en el Super Bowl VI, con un rostro satisfecho y feliz, Lilly encendió un puro en el vestidor en señal de victoria y lo fumó gustoso.

 

Bruce Matthews – OL – Houston Oilers (Titans) – 1983-2001

Este jugador es un ejemplo de cómo los linieros ofensivos son los héroes anónimos de un equipo. Durante 19 años la constancia de este hombre fue verdaderamente envidiable; en su carrera nunca cambió de equipo iniciando 292 de 296 partidos disputados en temporada regular, más otros 15 inicios en postemporada.

Como fruto de su incansable esfuerzo fue nombrado en tres ocasiones como el Liniero Ofensivo del Año y formò parte de siete equipos All-Pro y tiene un récord (compartido) de 14 veces seguidas siendo convocado al Pro Bowl, de 1988 a 2001.

 

Merlin Olsen – DT – Los Angeles Rams – 1962-1976

Para muchos la parte más importante del llamado “Fearsom Foursome”, es decir la línea defensiva de los Rams conformada por Olsen, Deacon Jones, Roosevelt Grier y Lamar Lundy. Debido a su inteligencia y carisma, él era el líder de este grupo que atormentó a los rivales por años.

Sus atributos físicos eran los ideales para desempeñarse en su posición, por lo que durante sus 15 temporadas en la liga brilló en cada partido, desde su temporada como novato, hasta el momento de su retiro en el ’76.

Comparte el récord de mayor número de Pro Bowls consecutivos con 14, fue nombrado cinco veces primer equipo All-Pro y otras cinco en el segundo equipo. El único problema que tuvo fue que nunca pudo ganar un Super Bowl.

 

 

Mi voto es para Bob Lilly. Un jugador tan icónico para una franquicia tan icónica es digno del respeto y reconocimiento de cualquiera. Como dato curioso, el sack más largo en la historia del Super Bowl le pertenece a él, una jugada en la que atrapó 29 yardas atrás de la línea al quarterback de los Dolphins Bob Griese en la edición VI del partido grande

Luis Obregón

Consumidor ávido de contenidos escritos, auditivos y visuales de los temas más diversos que después pone al servicio de la creación de materiales en distintas plataformas. Socio Fundador de Primero y Diez, donde es Editor del sitio y Productor de los espacios auditivos. Por haber tenido una niñez noventera, todavía hasta la fecha, es acérrimo aficionado de los Dallas Cowboys.