El mejor #84 en la historia de la NFL

Por Luis Obregón

En sólo 84 días tendremos temporada de la NFL y por esa razón hoy le dedicamos este espacio a los que en nuestra opinión son los mejores jugadores que han utilizado ese número en l jersey. Como siempre esperamos tu voto y tu participación para hacer un poco más placentera la larga espera rumbo al Kickoff.

Herman Moore – WR – Detroit Lions (Giants) – 1991-2002   

Una de las piezas clave para el éxito que los Detroit Lions tuvieron durante los 90’s. Antes de la llegada de jugadores como Roy Williams y Calvin Johnson, Herman Moore era el receptor más exitoso de la franquicia de Detroit y poseía todos los récords en ella.
Un jugador sumamente constante y que aportaba todas las veces a favor de su ofensiva en los momentos en los que los rivales estaban demasiado preocupados por defender los acarreos de Barry Sanders.
En su carrera tuvo 670 recepciones para 9,174 yardas y 62 touchdowns. Sus mejores temporadas vinieron de 1994-97 años en los que rebasó las mil yardas por recepción y fue convocado al Pro Bowl. Sin duda un jugador digno de recordar.

Randy Moss – Minnesota Vikings (Raiders, Patriots, Titans, 49ers) – 1998-Presente

Los más jóvenes tal vez recuerden a este jugador vistiendo el número 81 y atrapando pases de Tom Brady en aquella gran ofensiva de los New England Patriots, sin embargo su dominio en la liga comenzó desde que puso los pies en el campo profesional en 1998 con aquella aplastante ofensiva de los Minnesota Vikings, temporada en la que con sólo 69 recepciones rebasó las 1,300 yardas y consiguió 17 touchdowns, lo que le valió el reconocimiento como Novato Ofensivo del Año; en aquellos años usaba el 84.
Este jugador es el prototipo de una amenaza profunda, los quarterbacks que le han lanzado sólo han tenido que poner el balón lejos y con aire para que Moss se encargue del resto. Durante sus 13 temporadas en la liga, cuando ha iniciado los 16 partidos, ha sobrepasado las mil yardas y los 7 touchdowns.
Hasta el momento lleva 14,858 yardas por recepción (quinto mejor en la historia), 954 atrapadas (noveno mejor en la historia) y 153 touchdowns (segundo mejor en la historia).
Sus años recientes no son de lo mejor, por el contrario han dejado mucho que desear, pero vale la pena quedarse con la imagen de ese jugador dominante que llegó a ser.
Jay Novacek – Dallas Cowboys (Cardinals) – 1985-1995

Este es fue uno de los jugadores integrantes de la dinastía de los 90’s de los Dallas Cowboys que en ocasiones se veía opacado por las grandes estrellas, sin embargo su calidad y productividad fue innegable desde la posición de tight end.
Llegó al equipo como un desecho de los Phoenix Cardinals en donde nunca fue brillante, sólo para convertirse en la manta de seguridad de Troy Aikman, haciendo jugadas en momentos clave de los encuentros.
En seis temporadas con los Cowboys Novacek fue convocado al Pro Bowl en cinco ocasiones consecutivas. Recibió 339 pases para 3,576 yardas y 22 touchdowns, números que hablan por sí solos.
Shannon Sharpe – TE – Denver Broncos (Ravens) – 1990-2003

Uno de esos jugadores que puede ser fácilmente odiado por muchos, no sólo por su gran talento sino por su gran boca. Afortunadamente para él, su nivel de juego usualmente vivía a la altura de las expectativas que él mismo creaba.
En su tercer año en la liga con los Denver Broncos, este hombre explotó y se convirtió en uno de los tight ends más dominantes de la liga (y probablemente en la historia). La prueba son las más de 10,000 yardas que acumuló en su carrera con 815 recepciones y 62 touchdowns, números que al momento de su retiro lo colocaban como el mejor en su posición.
Ganador de tres Super Bowls, dos con Denver y uno con los Ravens, y nombrado ocho veces al Pro Bowl, sin duda es uno de los mejores con el 84 en el pecho y espalda.
Sterling Sharpe – WR – Green Bay Packers – 1988-1994

Por su tamaño no era el receptor estereotípico, sin embargo sus excelentes rutas y muy buenas manos lo hicieron en blanco favorito de Brett Favre llevando muy buenas épocas a los Green Bay Packers.
En dos temporadas (‘89 y ’92) superó las 1,400 yardas por recepción y fue líder de la liga en ese departamento en una más (’93). Terminó su carrera con 595 recepciones y 8,134 yardas para 65 TDs. Su liderazgo y habilidad para hacer jugadas en momentos clave los colocan como uno de los mejores en haber usado este número, pero debido a una lesión en el cuello que lo obligó a retirarse.
Mi voto es para Randy Moss

Este jugador pareció romper todos los esquemas como novato en la NFL, el dominio que estableció sobre cualquier secundaria era totalmente aplastante y de no ser por su mala actitud él sería uno de los jugadores (junto con Terrell Owens) que podría alcanzar los records de Jerry Rice.

 

Nota del editor: Revisa las entregas anteriores de este especial

El mejor #99 en la historia de la NFL

El mejor #98 en la historia de la NFL

El mejor #97 en la historia de la NFL

El mejor #96 en la historia de la NFL

El mejor #95 en la historia de la NFL

El mejor #94 en la historia de la NFL

El mejor #93 en la historia de la NFL

El mejor #92 en la historia de la NFL

El mejor #91 en la historia de la NFL

El mejor #90 en la historia de la NFL

El mejor #89 en la historia de la NFL

El mejor #88 en la historia de la NFL

El mejor #87 en la historia de la NFL

El mejor #86 en la historia de la NFL

El mejor #85 en la historia de la NFL

Ulises Harada

Desde principios de los 90 pasaba las tardes de domingo frente al televisor viendo partidos de NFL y desde entonces profesa el 'arrowhead pride'. Socio Fundador de Primero y Diez en donde es pieza fundamental en el trabajo editorial y comercial. Día a día, sin importar dónde esté, escribe, discute y analiza lo que sucede en la liga.