¿Funcionará Ochocinco con los Dolphins?

Por Ulises Harada

El lunes por la noche se confirmó el rumor que todos esperábamos: Chad Ochocinco firmó un contrato por una temporada. El WR, ahora más famoso por su actividad en redes sociales que por su nivel de juego, tiene una oportunidad muy grande de demostrar que aún es un receptor bueno en la NFL tras una temporada para el olvido con los Patriots.
En lo personal el movimiento se me hace muy bueno y una situación ganar-ganar para ambas partes. Miami, fuera de Davone Bess, no tiene un WR probado y con experiencia que intimide a las defensivas rivales, y creo que Ochocinco quiere sacarse la espina del fracaso del 2011 y callar algunas bocas.

Pero la pregunta que todos nos hacemos es la siguiente: ¿Va a funcionar este movimiento?

Por qué si puede funcionar

Es un jugador hambriento y motivado para demostrar que aún tiene mucho que dar en la NFL. Chad sabe que esta es, probablemente, su última oportunidad para ser titular en esta liga y que no puede desaprovecharla. Físicamente está en perfectas condiciones y no ha sufrido ninguna lesión grave.

El sistema ofensivo del coach Joe Philbin está diseñado para hacer brillar tanto al QB como a los WR, y si no pregúntenle a jugadores como Donald Driver, Jordy Nelson y Greg Jennings. La ventaja es que Chad Ochocinco es muy bueno corriendo rutas, y su velocidad aún es de peligro, por lo que sólo depende de su capacidad mental para rendir de forma constante.

Por qué está destinado al fracaso

Hay varias malas noticias que los aficionados de los Dolphins no quieren escuchar. La primera es la edad de Chad, quien para la temporada regular va a tener 34 años. Pocos son los WR que logran producir a un nivel sorprendente a esa edad, por lo que, por lo menos ese es el primer factor en contra, el vencer las expectativas.

Además, Ochocinco no ha jugado una temporada completa en cinco años. Las últimas cuatro campañas en tan sólo 40 de 64 partidos posibles, con una producción en promedio de 52 recepciones para 674 yardas, con 4 TD. Esos no son números para nada espectaculares. En sus buenos años, Ochocinco producía el doble de eso año tras año.

 

Otro factor en contra es la situación actual de los QB de Miami. El titular, por el momento es Matt Moore, pero es sólo cuestión de tiempo para que el novato Ryan Tannehill sea el titular indiscutible. Chad Ochocinco necesita establecer un ritmo con quien quiera que sea su QB titular, y si en el training camp se van a estar repartiendo las jugadas no le va a hacer nada bien.

Por último otro de los factores en contra de “Esteban” es su falta de concentración, por lo menos la temporada pasada. Peter King señaló en su columna del lunes que durante la temporada 2011 Ochocinco sólo atrapó el 46.9% de los pases que le mandó Tom Brady, números muy bajos, incluyendo varios errores mentales del ex Bengal.

Si me preguntan, creo que Chad tiene todos los elementos para ser un WR constante, lejos de su nivel de Pro Bowl pero no por eso dejar de ser productivo. Si me preguntan, creo que esta temporada será similar a la que tuvo TO con los Bills hace un par de años, con cerca de mil yardas y más de 60 recepciones, garantizando un último contrato para la siguiente temporada.

Ulises Harada

Desde principios de los 90 pasaba las tardes de domingo frente al televisor viendo partidos de NFL y desde entonces profesa el 'arrowhead pride'. Socio Fundador de Primero y Diez en donde es pieza fundamental en el trabajo editorial y comercial. Día a día, sin importar dónde esté, escribe, discute y analiza lo que sucede en la liga.