Movimientos de los Dallas Cowboys en el offseason

Por Luis Obregón

Con la mayor parte del offseason en los libros de historia, resulta un poco (la verdad muy poco) más sencillo evaluar los movimientos que un equipo realizó durante dicho periodo.

Personalmente, soy de esos a los que nos les gusta evaluar una Agencia Libre o un Draft a tan sólo días de haber terminado, ya que en realidad no hemos visto ninguno de los resultados provocados por los movimientos de personal, sin embargo lo que podemos hacer es recapitularlos y especular con base en el desempeño histórico de los jugadores y la necesidad del equipo.

Remontémonos a mediados de marzo cuando el periodo de Agencia Libre estaba por comenzar, fue en ese momento cuando el equipo realizó el que desde mi punto de vista fue el movimiento más importante hasta el momento: cortar a Terence Newman. El corner de 33 años había demostrado una gran baja en su nivel de juego, razón suficiente para calificar a este movimiento como positivo, pero adicionalmente, al cortarlo el equipo liberó 6 millones de dólares para el tope salarial lo cual, enconjunto con la reestructura del contrato de Orlando Scandrick y Doug Free representó la diferencia para poder salir de compras durante tres días.

En total, como agentes libres los Cowboys perdieron en la ofensiva: G Kyle Kosier, TE Martellus Bennet, QB Jon Kitna, FB Tony Fiammetta, WR Laurent Robinson, G Monrae Holland, WR Jesse Holley y RB Sammy Morris.

Del otro lado del balón, en la defensiva, los que partieron fueron: CB Terence Newman, CB Alan Ball, LB Bradie James, S Abram Elam y LB Keith Brooking.

En equipos especiales, ambos pateadores, David Buehler y Mat McBriar también salieron del equipo, sin embargo ambos ya habían sido reemplazados durante la temporada por sus sucesores Dan Bailey y Chris Jones, respectivamente.

Visto de esa manera el equipo entraba a este periodo con necesidades claras por atender; hacían falta playmakers en la defensiva, profundidad en la línea ofensiva, tight end, receptores y quarterback.

El primer día transcurrió y nada pasó, no fue sino hasta el segundo en el que aterrizaron el contrato de Brando Carr, un buen corner que hasta el año pasado jugó en Kansas City, este movimiento inició una serie de siete contrataciones que a continuación trato de descifrar:

Brandon Carr, CB. Uno de los dos corners más buscados en la Agencia Libre. Como jugador es bastante seguro mientras juegue del lado derecho de la formación defensiva, es decir del lado del receptor número dos de la mayoría de las ofensivas, lo que lo convierte en un corner titular, pero número dos, sin embargo Jerry Jones decidió que su contrato sería por cinco años y 50.1 millones de dólares, digno de un número uno. Este hombre cumple 26 años esta temporada y de acuerdo a las entrevistas creció como fan del equipo.

Mackensy Bernardeau, G. Un jugador que no fue titular en Carolina mientras estuvo ahí, no me parece que sea la gran contratación, sin embargo mejora la situación del equipo que contaba antes con Derrick Dockery y Montrae Holland. Firmó un contrato por cuatro años, por lo que creo que en algún momento se convertirá en titular y de no hacerlo de inmediato, si duda sería una muy buena adición de profundidad para el interior de la línea ofensiva.

Lawrence Vickers, FB. El ataque terrestre de los Cowboys regresó a una efectividad que extrañaba, la cual se debió en gran parte a los buenos bloqueos de Fiammetta. El buen rastro de Vickers con los Texans no miente, por lo que será una buena adición para abrir huecos a Demarco Murray y Felix Jones. Tiene dos años (lo que dura su contrato) para comprobarlo.

Kyle Orton, QB. ¿Quién no quisiera un quarterback suplente como Orton? Es un jugador que tiene casi 70 partidos jugados como titular y a un buen nivel para un splente. El problema es que su contrato por 5 millones garantizados le hace ruido a muchos y como de costumbre, el balco favorito de la liga, Tony Romo, volvió a serlo al haber especulaciones de que Orton podría ganarle la titularidad, lo cual ha sido desmentido varias veces por el equipo. La contratación es por tres años y parece sólida, sin embargo los fans que respaldan a Romo quieren verlo en el campo sólo para no tirar la temporada si se llega a lastimar o si necesitan a alguien que tome el centro en formación de la victoria después de una paliza.

Dan Connor, LB. Desde mi punto de vista, la mejor contratación del equipo en agencia libre. Este jugador tendra impacto a corto plazo y se convertirá, junto con Sean Lee en el centro de la defensiva. Su contrato es sólo por dos años, pero si demuestra lo que espero, al final de esta temporada o a más tardar entrando a la que sigue le estarán dando una extensión.

Brodney Pool, S. Un jugador un tanto sospechoso, nunca ha vivido a la altura de sus expectativas y es en realidad muy parecido a lo que se tenía con Elam, sin embargo con un contrato por un año y 1.2 millones de dólares, creo que es algo decente. Puede jugar tanto de Strong como de Free, sin embargo su fuerte es detener la carrera.

Nate Livings, G. Esta es una de esas contrataciones que no hace mucho ruido y sin embargo es sólida para los Cowboys, Livings era titular en Cincinnati. A muchos el movimiento les pareció exagerado, ya que tiene un contrato por cinco años y 6.2 millones de dólares garatizados. Sin duda es una gran mejora para la línea ofensiva que pagará dividendos.

Adicionalmente a las contrataciones que ya mencionamos, el equipo retuvo a dos jugadores: Anthony Spencer, OLB, con quien utilizó la etiqueta de jugador franquicia por un año y Kevin Ogeltree, WR quien renovó su contrato por un año.

Ambos jugadores estarán a prueba durante la temporada, ya que han demostrado sólo momentos de potencial pero nunca han sido muy destacables, de no dar buenos resultados, saldrán del equipo ante la llegada de jóvenes talentos.

Fast Forward a finales del mes de abril. Nos encontramos en el Radio City Music Hall en donde se celebra el Draft de la temporada 2012. El sentido común indicaba que el equipo tenía que hacer un draft enfocado principalmente en la defensiva para mejorar.

Los Cowboys tienen la selección número 14 de la primera ronda y las proyecciones más populares son el Safety de Alabama Mark Barron y el DT de LSU Michael Brockers.

Primera ronda. Pick 6.
En el pick número 6, con los Rams en el reloj, tiene lugar un trade que deja a muchos boquiabiertos: los Dallas Cowboys suben ocho posiciones para tomar al CB de LSU Morris Claiborne. No tengo problema alguno con la selección, pero sí lo tengo con el trade, me explico. En un equipo con tanta necesidad de playmakers a la defensiva, me parece que hubiera sido mejor tener tres jugadores seleccionados en las tres primeras rondas en vez de sólo dos. Con el trade los Cowboys entregaron su selección de segunda ronda a los Rams.

Ahora, si pensamos en los quarterbacks de la división a los que se enfrentan dos veces por año, Mo Claiborne hace todo el sentido. Con su llegada se resuelve el problema de tener a un corner número uno que puede hacerse cargo de la mitad del campo. Las comparaciones con Deion Sanders no se han hecho esperar, pero falta ver que sean realidad.

Tercera ronda. Pick 81 global.
Tyron Crawford, DE de Boise St.
Un jugador con buen motor que es perfecto para el esquema 3-4. Su habilidad para presionar al quarterback es un poco mejor que el promedio, en dos años consiguió 13.5 sacks, lo que significa que tendrá que trabajar duro para desarrollarse, una vez que lo haga será un buen jugador, por lo pronto servirá para darle profundidad a la línea defensiva y entrará en paquetes específicos detrás de Kenyon Coleman y Jason Hatcher.

Con dos picks en la cuarta ronda se esperaban más jugadores defensivos y ese fue el resultado.

Cuarta ronda. Pick 113 global.
Kyle Wilber, OLB de Wake Forrest.
Otro jugador con gran motor y buena agilidad. Este hombre ha jugado tanto de defensive end como de outside line backer, lo que lo hace versátil. No esperen que sea un DeMarcus Ware de inmediato, pero con uno o dos años de experiencia muy bien podría ser el sucesor de Anthony Spencer creando una dupla peligrosa.

Cuarta ronda. Pick 135 global.
Matt Johnson, S de Eastern Washington.
Para algunos esté fue un reach, ya que se trata de un jugador un tanto crudo que necesita aprendizaje, además de que aún estaba disponible Josh Chapman el DT de Alabama que muchos veían como el pick perfecto para el equipo. Esencialmente jugará en equipos especiales y podría ganarse el papel de titular si comprueba que aprende rápido. Hay quienes ya lo comparan con Roy Williams (el que jugaba con el número 31) por su habilidad para tacklear y castigar a los corredores.

Quinta ronda. Pick 152 global.
Danny Coale, WR de Virgina Tech.
Un muy buen receptor número tres con manos muy seguras que además está dispuesto a correr rutas al centro del campo arriesgando el físico. Tuvo una velocidad inferior a 4.5 en las 40 yardas, sin embargo hay quienes dicen que no juega a esa velocidad. Si logra desarrollarse, no dudo que termine con por encima de Ogeltree en el depth chart. Su habilidad lo hace ideal también para regresar patadas.

Sexta ronda. Pick 186 global.
James Hanna, TE de Oklahoma.
Este hombre tiene todo el potencial para convertirse en un especialista en situaciones de pase. Sus características físicas, largos brazos y buena velocidad lo convierten en un blanco ideal en el centro del campo, sin embargo en su estadía en Oklahoma no produjo mucho atrapando y le hace falta desarrollarse como bloqueador.

Séptima ronda. Pick 222 global.
Caleb McSurdy, LB de Montana.
Este jugador realmente tendrá que ganarse su posición en el equipo, ya que algunos dicen que, en caso de quedarse, jugaría como fullback y principalmente en equipos especiales.

En resumen, los Cowboys entraron al offseason con necesidades específicas que en su mayoría fueron cubiertas ya sea en Agencia Libre o en el Draft, ahora tienen una línea ofensiva con mayor profundidad, un quarterback suplente muy confiable, un cuerpo de linebackers joven y renovado, una defensiva secundaria casi completamente diferente a la del año pasado y una línea defensiva reforzada.

Ahora, sólo falta que estas contrataciones sean lo que se espera de ellas, ahí es donde está la magia.

Luis Obregón

Consumidor ávido de contenidos escritos, auditivos y visuales de los temas más diversos que después pone al servicio de la creación de materiales en distintas plataformas. Socio Fundador de Primero y Diez, donde es Editor del sitio y Productor de los espacios auditivos. Por haber tenido una niñez noventera, todavía hasta la fecha, es acérrimo aficionado de los Dallas Cowboys.