Negocio Vs. Lealtad. El dilema de la Agencia Libre.

Por Álvaro Sosa

¿Cuántas veces hemos visto a nuestro jugador favorito cambiar de jersey al finalizar su contrato, o al equipo que tanta pasión nos genera, soltar o cambiar a ese jugador carismático, de resultados en la cancha, y que hasta tenemos en casa un jersey con su nombre? Existen ejemplos en varios deportes de jugadores que además de generar grandes estadísticas individuales, lograron ese extra, que para los aficionados vale más de lo que comúnmente se cree; que es el jugar para una sola franquicia.

En las siguientes líneas, buscaremos entrelazar los distintos puntos de vista, a fin de conocer si en la NFL debe existir la lealtad, o simplemente es un negocio que genera más de 9 mil millones de dólares anuales.

Es importante conocer los dos lados de la historia, y no solo creer que un jugador o un equipo es desleal, o “no se pone la camiseta”.

En las últimas semanas, hemos podido presenciar algunos ejemplos que encierran esta disyuntiva, y mencionaremos algunos ejemplos, para que a final de cuentas, usted, amable lector, saque sus propias conclusiones.

Peyton Manning /Colts: Caso recién salido del horno, dolor y lagrimas por ambos lados, fans que no creían lo que pasaba, algunos a favor, otros en contra, los Colts tuvieron su peor temporada en años, cuando mas valía la pena; venia en camino Andrew Luck. Hicieron lo correcto al empezar con una reconstrucción que seguro tardará, pero era necesaria. Al equipo no le convenía pagar un bono de 28mdd por alguien que está lesionado y es viejo para la posición, aun cuando éste, hizo resurgir al equipo.

Hines Ward/Steelers: Líder del equipo en recepciones, yardas y demás; pocos creen que le quede algo en el tanque, pero prefiere retirarse, a portar un jersey distinto; esto sin duda le gustó mucho a los fans de Steelers.

Alex Smith/49ers: Este caso es de telenovela, fue la 1ra selección de 2005, nunca tuvo continuidad y sí tuvo miles de problemas externos, pero al final, sin resultados. Llega el gurú de los QBs en la persona de Jim Harbaugh y tiene su mejor temporada, le dan nuevo contrato que no considera justo y no firma, vienen los Colts y liberan a Manning, la gerencia debe hacer su trabajo: Intentar mejorar al equipo. Lo buscan, Manning no los selecciona como su futuro equipo y se quedan sin QB, Alex está molesto y no tiene equipo que le proponga un contrato, será que los 49ers fueron demasiado leales a Smith por años? o será que Alex ha sido muy leal a 49ers y debió marcharse hace semanas?*

Brett Favre/Packers: El caso más ridículo de la historia al retirarse y regresar en innumerables ocasiones, sólo para reflejar en el campo que no tenía nada que ofrecer. Al final perdió credibilidad, y la oportunidad de ser Packer siempre.

Estos son sólo algunos ejemplos de casos que han pasado, y debemos ver algunos criterios que pesan tanto del punto de vista de la franquicia o equipo, y algunos de punto de vista del jugador.

Equipo:
• La NFL cuenta con un pequeño detalle, que hace que cualquier equipo pueda levantarse de ser el peor durante un año a ser líder de división al siguiente: Tope Salarial. Esto significa que por más rico que sea el dueño del equipo o mayores sean las ganancias del mismo, esto no afecta en la cantidad que puede ser destinada a la nómina de jugadores. Y a partir de este año, también hay un mínimo de salario, por lo que en la NFL no podemos ver más equipos como en la MLB (Yankees, Red Sox, Phillies, y ahora los Marlins) o NBA, en donde hay equipos plagados de estrellas, pues este sistema, obliga a la paridad.

• Por mas simpático o campeonatos que genere algún jugador, el tiempo no se detiene, y la franquicia debe seguir adelante, no puedes pagar una cantidad grande de dinero a alguien lesionado o con edad avanzada, cuando tienes un equipo que reconstruir. El show debe continuar.

• Un equipo tiene suficientes problemas si no genera rápido una escuadra respetable: el estadio no se llena, y con ello las ganancias por televisión se disminuyen, las ventas de souvenirs están por los suelos. y al final de cuentas de lo que busca la liga es, dinero. ¿No llenas estadios? ¿Tienes estadio viejo? en poco tiempo la ciudad podría perder a su equipo.

Jugador:
• La carrera de un jugador de futbol americano, es extraordinariamente corta, ya sea por lesiones, bajas de juego, jugar en sistemas que no favorecen o sin compañeros que ayuden a generar estadísticas o victorias. Por ello, el tiempo es oro, lo que genere en pocos años de activo, generalmente es con lo que se retirará e intentará vivir el resto de su vida.

• La ciudad y la familia. En ocasiones estas pueden ser razones de peso para firmar en algún u otro lugar, tengo 3 hijos y aquí están sus amigos, aquí está la familia de mi esposa, probablemente valga la pena ganar un poco menos, pero tener a la familia contenta.

• Año de contrato. ¿Cuántas veces hemos visto que un jugador promedio sale a los reflectores por su gran campaña y éste le generó un contrato al siguiente año por cantidades exorbitantes? Esto lo notan más, quienes juegan fantasy football.

• “Quiero ser el mejor pagado”. No importa en donde, pero merezco ser el mejor pagado. Generalmente esto sucede y te conviertes en el enemigo número uno de la ciudad donde jugaste, ejemplo: Albert Haynesworth, quien de ser un super jugador con Titans, se convirtió en uno más que siempre termina siendo cortado por el equipo al que llega.

• Sí, he ganado decenas de millones de dólares, ¿Quién podría acabarse esa cantidad? Si los jugadores vivieran como un servidor, nunca. Pero así como ganan, gastan. Casas de millones, yates, coches, fiestas, es muy común ver jugadores en banca rota.

Antes estos detalles qué podemos pensar, ¿vale la pena como jugador ser leal al equipo, aun cuando tarde o temprano te darán las gracias, o menos que eso?, ¿Valdrá la pena como equipo seguir pagando una buena cantidad de dinero a ese jugador que ya no conviene al equipo, pero es el favorito de los fans? A final de cuentas, esto es un negocio y debe verse como tal; si al equipo no le funcionas, debes irte, si al jugador le conviene otro equipo, debe moverse. Al final quien termina pagando los platos rotos es el aficionado.

*Nota del editor. Al momento que este artículo fue escrito la situación descrita era la que imperaba, ahora Alex Smith ya firmó un contrato por tres años más con los San Francisco 49ers.

  • muy buen punto de vista. No hay que olvidar que esto es un negocio y una carrera. Suena triste pero es la verdad. Atrás quedaron esos tiempos de morirse en la raya por quien te contrata.

    Llevémoslo a la vida “real”, la de los mortales. Trabajas en una compañía y te pones la camiseta… hasta que te llega una mejor oportunidad de trabajo, mejores condiciones, mejor sueldo, crecimiento… fácil aceptas y adiós “la lealtad” *sí entre comillas. Por otro lado, la compañía en tiempos difíciles y tiempos de recorte… sabemos lo que pasa… adiós lealtad, adiós entrega y te dan las gracias.

    En la NFL es lo mismo.

    Otro caso que puedes poner es EMMITH SMITH… después de tantos años de brillar con los Vaqueros, le dan las gracias, él se va muy muy molesto y termina con los Cardenales. Y como todos sabemos, no le fue nada bien.
    Al final, los Vaqueros lo contrataron por un día para que pudiera retirarse como Cowboy.

    saludos

  • Jesús

    A veces es complicado saber si el de la culpa es el equipo o el jugador, pero sin duda siempre duele cuando esto pasa.
    Siento que falto Joe Montana, Jerry Rice o Deion Sanders (que era un mercenario).

  • alvaro

    Gracias Arturo, coincido con tus comentarios, muchas gracias por leerla.

    Gracias Jesus, hay tantos ejemplos que no quise hacer la nota mas larga, para no fastidiar, pero como siempre, las criticas constructivas son bienvenidas. Gracias

  • Alvaro

    Hasta la temporada 2009, solo 57 jugadores, con mas de 200 partidos jugados, han permanecido en el mismo equipo… entre los que sobresalen:
    Bruce Matthews OL (HOU,TEN)
    CB Darrell Green, Washington Redskins
    QB Dan Marino, Miami Dolphins
    QB John Elway, Denver Broncos

    entre otros

  • Excelente aportación mi querido Álvaro, independientemente de todo yo creo que el hecho de verlo como un negocio o como lealtad lo que se hace al final es en favor del equipo.

Luis Obregón

Consumidor ávido de contenidos escritos, auditivos y visuales de los temas más diversos que después pone al servicio de la creación de materiales en distintas plataformas. Socio Fundador de Primero y Diez, donde es Editor del sitio y Productor de los espacios auditivos. Por haber tenido una niñez noventera, todavía hasta la fecha, es acérrimo aficionado de los Dallas Cowboys.


Publicaciones Relacionadas