¿Por qué Manning se fue a los Broncos?

Por Jorge Tinajero

Llegó el día en que Peyton Manning, ex quarterback de los Indianapolis Colts, tuvo que aprender por primera ocasión en su carrera a ser Agente Libre y tomar la decisión de continuar su camino a sus casi 36 años en otro equipo. Es una realidad que, a pesar de la ya conocida y mencionada lesión de cuello, causó inmediato interés de varios equipos que se encontraban en la necesidad de un líder en la posición más importante de este deporte y tan cotizada en la NFL y que estaban dispuestos a correr el riesgo.

Se dio el lujo tratar a los equipos interesados como si fuesen los agentes libres y conocer si lo que ellos le ofrecían era justo lo que él y su familia necesitaban. Se dio el tiempo necesario para pensar la mejor opción para los últimos años de su carrera. Y tomó lo necesario para decidir que su mejor opción es jugar los próximos años para el equipo con menor talento ofensivo que estaba en la competencia por hacerse de sus servicios. Sí, decidió seleccionar a los Denver Broncos para jugar posiblemente el resto de sus años en la NFL.

¿Por qué? Posiblemente muchos tengan esta duda puesto que había mejores opciones que irse con Denver. Para algunos, lo que buscaba era conseguir un campeonato a corto plazo como con San Francisco y les doy la razón, es el equipo con la mejor defensiva y en la ofensiva necesitaba ciertas piezas que eran fáciles de conseguir. Otros consideraban que podría irse a un sitio conocido como Tennessee y que su familia estuviera como en casa, claro, con un equipo que podría quitarle el nombre de favorito a los Texans simplemente porque jugase para los Titans con una muy buena línea ofensiva y un running back como Chris Johnson.

Pero irse a un equipo en plena reconstrucción pareciera que es un retroceso, debido a que hace falta mucho talento en la joven ofensiva y una defensiva que aunque se vio mucho mejor el año pasado, existe mucho trabajo que realizar de la mano de una renovación y que de nuevo tendrán un coordinador defensivo de primer año en la organización.

¿Qué hizo decidir a Manning por los Broncos?

Toda su carrera se le ha echado en cara que sus resultados son mucho mejores jugando bajo techo y que a ello se debe gran parte de su éxito. Es cierto que ninguna de las organizaciones que andaba buscando sus servicios cuenta con estadio techado, pero Denver llevaba las de perder porque comenzando noviembre, en esa localidad comienza a tener climas muy fríos y con nevadas que vuelven complicado el juego incluso para los locales. Agregando que Peyton cuenta con una lesión de cuello y 4 cirugías derivadas de ello, es de locos querer jugar en esas condiciones.

A pesar de ello, el factor que más pesó desde mi perspectiva fue la carta abierta para las decisiones que pueda tener en la ofensiva, con la flexibilidad que mostro Mike McCoy con Tim Tebow y la posibilidad de influir en las decisiones de los jugadores que necesitará para hacer a los Broncos un equipo contendiente al Super Bowl.

Otros podrán pensar que a final de cuentas, esto es un negocio y que se vendió al mejor postor por el contrato que Pat Bowlen y John Elway pudieron ofrecerle, pero creo que Manning ha ganado mucho dinero por concepto de publicidad y que millones más o menos, no harían la diferencia en su elección.

Lo cierto es que la presión en los hombros de Manning será muy grande ahora que llegará al Orange Country debido a la gran sed que existe por parte de la afición de regresar a las épocas de gloria que el ahora Director Ejecutivo de Operaciones de Football les dio en las décadas de los ochentas y noventas, y es cierto también que deberá borrar de la memoria de los seguidores el fenómeno mediático llamado Tebow. La realidad es que para un jugador de estas características y prácticamente futuro miembro del Salón de la Fama, no debería de importarle mucho.

No será fácil para él, es claro. La división oeste de la Conferencia Americana comenzará a subir el nivel con las contrataciones que está haciendo Kansas City y San Diego, sin perder de vista que Oakland puede consolidar su ofensiva con el regreso de Darren McFadden y liderados por Carson Palmer. Tan sólo recuerden que uno de sus némesis es el quarterback de los Chargers, Phillip Rivers quien le ha faltado el respeto incluso en playoffs.

Prepárense para una serie de contrataciones vía Agencia Libre para los Broncos comenzando con Jeff Saturday, su eterno centro. De ahí puede llegar Dallas Clark y algún refuerzo en el cuerpo de receptores. La línea ofensiva deberá protegerlo muy bien porque sus rivales serán sumamente complicados en 2012, imaginen enfrentar a defensivas como la de Ravens, Pittsburgh, Texans, Chiefs, Raiders, Bengals, Saints y otras que pueden crecer este año.

Si de verdad se piensa a futuro en la Ciudad de la Milla Alta, la estrategia de Elway de traer a Manning, debe de ser traer el futuro quarterback del equipo una vez llegue el retiro del cuatro veces MVP de la NFL y eso lo veremos en el próximo Draft. Imagino una transición tipo Favre-Rodgers en Green Bay donde los Packers pronto encontraron la forma de seguir ganando, ser contendientes y conseguir un Super Bowl.

¿Por qué no Tebow? La realidad es que nunca les gustó su estilo y las limitaciones en su juego aéreo, pese a las victorias que consiguió en el último cuarto y tiempo extra, incluyendo el enfrentamiento en playoffs ante Pittsburgh.

A pesar de todo, Manning ha llevado esperanzas a Denver y guste o no, serán considerados como contendientes simple y sencillamente porque jugará ahí.

Ulises Harada

Desde principios de los 90 pasaba las tardes de domingo frente al televisor viendo partidos de NFL y desde entonces profesa el 'arrowhead pride'. Socio Fundador de Primero y Diez en donde es pieza fundamental en el trabajo editorial y comercial. Día a día, sin importar dónde esté, escribe, discute y analiza lo que sucede en la liga.


Publicaciones Relacionadas