El futuro de Peyton Manning

2

Por Ulises Harada

Se terminó la temporada 2011 de la NFL con los New York Giants como campeones de la NFL gracias a una actuación espectacular de Eli Manning. Sin embargo, ahora que entramos al offseason, los reflectores pasan a otro Manning, Peyton, quien no jugó el año pasado por una lesión en el cuello y ahora su futuro, tanto con los Colts como en la liga, es bastante incierto.

La situación

Sin Manning, los Colts fueron el peor equipo de la temporada y no ganaron un partido hasta la semana 14, con un milagroso regreso de Dan Orlovsky. Los Colts se hicieron acreedores de la primera selección global del Draft por primera vez desde 1998, cuando reclutaron a Peyton Manning, y es casi un hecho que el equipo reclutará a Andrew Luck, QB de Stanford, como lo ha dicho el dueño del equipo Jim Irsay.

La lesión

El cuello de Manning no está bien. En septiembre del 2011 se sometió a la tercera intervención en los últimos 20 meses. El procedimiento es muy complicado sobre todo por que Manning ha perdido fuerza y precisión en el brazo, un factor vital para cualquier quarterback. Tampoco ha entrenado en estos días, aunque su agente ya ha hecho declaraciones de que está casi recuperado, ningún equipo se va a arriesgar a ofrecer algo por él hasta ver que esté completamente recuperado.

La fecha clave

El 8 de marzo de 2012 es la fecha límite de los Colts para decidir si quieren pagar el bono de 28 millones de dólares del contrato de Peyton Manning y retenerlo o dejarlo libre para que firme en la agencia libre. La situación ideal sería que Peyton estuviera sano y retenerlo para después cambiarlo, pero sin señales claras de que Manning esté listo para por lo menos lanzar y un posible (por decirlo de forma sencilla) divorcio entre el QB y el dueño de los Colts puede complicar mucho la situación en Indianápolis, donde muchos ya ven el final de una era llena de triunfos, pero que pudo ser mucho mejor.

Los posibles interesados

En un mundo normal, pocos equipos de la NFL estarían interesados en adquirir un quarterback de 35 años que se ha sometido ha tres operaciones en el cuello. Pero estamos hablando de Peyton Manning, tercer lugar de todos los tiempos en yardas y touchdowns. Muchos equipos que necesitan de un QB para contender a un Super Bowl estarían más que interesados en ofrecer por lo menos una selección de primera ronda por él, por ejemplo:

Jets: Es el caso más obvio. Mark Sanchez es un QB promedio y no tiene el apoyo de todo el locker. Con esa defensiva y un ataque mucho más poderoso comandado por Manning, los Jets serían uno de los equipos a vencer en la AFC, además de que veríamos por lo menos dos veces al año el tradicional Brady vs Manning.

Arizona: Es otra opción interesante, ya que los Cards tienen una defensa joven, unos buenos equipos especiales y a playmakers como Larry Fitzgerald y Beanie Wells. Con Manning jugando en un domo podrían pasar de equipo de 8-8 a una potencia en la NFC, aunque el año pasado hicieron un cambio por Kevin Kolb.

San Francisco: A pesar de que Jim Harbaugh hizo que Alex Smith jugara bien esta temporada, muchos fans del equipo aún no confían en él y ven en Peyton Manning al indicado para conseguir su sexto trofeo Vince Lombardi

Kansas City: Los Chiefs son un equipo que tradicionalmente busca ayuda de QB veteranos, lo hicieron con Joe Montana, Elvis Grbac, Rich Gannon, Trent Green y Matt Cassel, por lo que Manning sería una posibilidad ante la incertidumbre que tiene este equipo en la posición más importante.

Miami: Los Dolphins necesitan algo para revivir a una franquicia que se ha hundido en la mediocridad. Joe Phibin es el nuevo coach, pero es más probable que busquen a Matt Flynn, a quien entrenó en Green Bay, que los servicios de Manning.

Mi opinión

Sinceramente creo que ya hemos visto lo último de la carrera de Peyton Manning. Las lesiones en el cuello, a diferencia de otras, son en extremo delicadas. Dudo que Peyton recupere la fuerza en el brazo y la confianza necesaria para no temer que un golpe no sólo termine su carrera, si no que ponga en riesgo su salud a largo plazo.

Es cierto que Manning es uno de los jugadores más competitivos de la NFL, pero no estamos hablando de un brazo roto o de un ligamento, si no de algo más delicado, es por eso que creo que no regrese a jugar y termine por retirarse.

Comentarios