Jugadores emergentes 2011 – Evaluación

Por Luis Obregón

Antes de que iniciara la temporada que terminó apenas el domingo pasado, realicé estas predicciones sobre los jugadores que podrían dar de qué hablar en la temporada 2011 (pueden leer el original aquí). Puesto en perspectiva, algunas fueron acertadas y otras totalmente falsas. A continuación la evaluación de cada una.

Quarterbacks:

Colt McCoy. Cleveland Browns. Al jugador de segundo año, parecen haberle entregado el mando de la ofensiva de los Browns. Durante la temporada pasada en los ocho partidos que vio acción completó más del 60% de sus pases y lanzó para más de 1,500 yardas para ayudar a su equipo a vencer a rivales como los Saints y los Patriots. El único problema es que tuvo sólo seis anotaciones y nueve intercepciones, lo que lo coloca en una posición difícil de cara a la temporada 2011, en la cual puede enfrentar un año de pesadilla en lo que a entregas de balón se refiere, pero al término de la misma, con una temporada completa  de experiencia, podríamos estar viendo a un quarterback importante para la liga en los próximos años.

Evaluación: Creo que tengo que marcar esta como el primer error. Primero que nada, no pudo completar la temporada jugando sólo 13 partidos, gracias a un golpe propinado por James Harrison en la semana 14. Colocó 2,733 yardas en las estadísticas, 14 touchdowns, 11 intercepciones y 5 fumbles. Se puede argumentar la falta de armas ofensivas a su alrededor y el cambio de sistema con un nuevo head coach, sin embargo a estas alturas ya hay quienes colocan a los Browns en los círculos que pelearán a Robert Griffin III en el próximo Draft, dejando muy mal parado al egresado de la universidad de Texas. En mi opinión, a este hombre sólo le falta un poco de tiempo y playmakers que lo hagan brillar, no lo descarten todavía.

Mathew Stafford. Detroit Lions. Este jugador tiene todos los intangibles y además ha demostrado talento, sin embargo no ha podido mantenerse sano y ha jugado sólo 13 partidos en los dos años anteriores. De cara a su tercera temporada, cuenta con un equipo lleno de talento que podrá ayudarle a poner números impresionantes. Esta temporada veremos de qué está hecho, si se convertirá en un buen quarterback o su carrera seguirá igual de intermitente por las lesiones.

Evaluación: Primer acierto. Los números de Stafford no mienten: 5,038 yardas, 41 touchdowns y 16 intercepciones. Estos números lo colocaron como el tercero mejor de la liga tanto en yardas como en pases de touchdown. Claro que ayuda tener a Calvin Johnson alineándose como receptor, sin embargo demostró también que, como lo escribí antes, tiene los intangibles de su lado. Los Lions son un equipo a considerar en los próximos años.

Running Backs:

Tim Hightower. Washington Redskins. Recién desempacado de Arizona, Hightower intentará resucitar su carrera en un lugar que resulta muy conveniente para él, ya que el esquema de Mike Shanahan se caracteriza por basarse mucho en un corredor que pueda acarrear el balón prácticamente en seis o siete de cada 10 jugadas. Lo que hemos visto de él en pretemporada parece promisorio, así que no se sorprendan si acaba teniendo una buena temporada.

Evaluación: No sé cómo evaluar esta predicción, si juzgamos por el hecho de que este corredor sólo duró cinco partidos activo en la temporada antes de sufrir una lesión en el ACL, entonces es un error; sin embargo si juzgamos por la productividad que tuvo durante ese periodo, entonces podemos decir que no estuve tan alejado de la verdad. En tres de los cinco partidos que jugó dio buenos resultados y demostró que el cambio de equipo le vino bien. Sin embargo el hecho de que apenas acumuló 321 yardas y un solo touchdown me dan las armas para decir que mi predicción estuvo equivocada. Habrá que ver qué resulta de una temporada completa en este sistema.

C.J. Spiller. Buffalo Bills. Un jugador que por talento no para, basta con ver los highlights de su actividad en la universidad de Clemson para darnos cuenta. La temporada pasada, su primera en la NFL, vivió constantemente a la sombra de Fred Jackson, pero estoy seguro de que poco a poco la ofensiva de Chan Gailey encontrará maneras de darle el balón a un jugador tan elusivo como lo es Spiller.

Evaluación: La situación de vivir a la sombra de Fred Jackson no cambió por buena parte de la temporada sobre todo porque en algún punto, la ofensiva de los Bills parecía enfocarse por completo en el corredor, sin embargo en las pocas oportunidades que Spiller tuvo mientras Jackson estuvo sano, brilló y ni qué decir de cuando fue nombrado titular al final de la campaña. Con 561 yardas por tierra y 4 touchdowns, 269 yardas por  aire y otro par de anotaciones más sus buenas colaboraciones en equipos especiales, tengo que decir que esta predicción fue un acierto. Cuidado el próximo año con la dupla de corredores de los Bills.

Bernard Scott. Cincinnati Bengals. Gran parte del éxito que tendrá este jugador en el ataque de los Bengals será debido a la situación por la que atraviesa Cedric Benson, quien pasará 20 en la cárcel aunque sólo se perderá un partido. Sin embargo el rol de Scott, un corredor talentoso, se verá incrementado para que pueda entrar en ritmo de titular y probablemente termine teniendo una cantidad muy similar de toques que Benson.

Evaluación: Error. Scott en efecto sólo fue titular en un partido de la temporada en la semana 8, sin embargo no pudo aprovechar la oportunidad y sólo tuvo 76 yardas en el encuentro, su máximo en la temporada. Consiguió sólo tres anotaciones y dos de ellas fueron en zona de goal.

Anthony Dixon. San Francisco 49ers. En su segundo año en la liga este hombre se ha convertido en el backup de Frank Gore, quien a lo largo de su carrera ha demostrado que le cuesta trabajo mantenerse sano una temporada completa. El año pasado fue labor de Brian Westbrook sustituirlo, sin embargo ahora será Dixon el que reciba la carga, entrando además en situaciones estratégicas para mantener fresco a Gore.

Evaluación: Otro fallo. En realidad fallé en el jugador, pero no en la intensión que tenía mi predicción, lo que quería expresar era la necesidad de mantener a Gore con piernas descansadas o sustituirlo en caso de que no estuviera activo, ese papel no fue para Dixon, sino para Kendall Hunter. Mientras tanto lo que importa es que no rebasó ni siquiera las 100 yardas en la temporada y tuvo dos anotaciones de zona de goal.

Wide Receivers:

Dez Bryant. Dallas Cowboys. Una lesión en el tobillo acabó con la temporada de este jugador la temporada pasada, sin embargo su tiempo de acción nos sirvió para darnos cuenta del talento y de las cualidades físicas de este receptor, además de lo mucho que Jason Garret lo va a involucrar en el ataque de los Cowboys. No se sorprendan si termina la temporada con más de mil yardas y 10 touchdowns.

Evaluación: Me quedé 72 yardas y un touchdown corto con el desempeño de Bryant, sin embargo, lo más sorprendente es que las 928 yardas y nueve anotaciones que consiguió vinieron en tan sólo 63 recepciones, lo que nos habla de su explosividad. Si no fuera por que en ocasiones su actitud deja que desear y eso lo lleva a desaparecer en la segunda mitad de los partidos, podríamos estar hablando de uno de los mejores receptores de la liga. Este fue un acierto.

Davon Bess. Miami Dolphins. El año pasado como el tercer receptor del ataque de Miami, demostró que tiene el suficiente talento para ser el número dos detrás de Brandon Marshall, aunque su estilo de juego y características físicas, puede que lo mantenga en el slot, sin embargo no me sorprendería que Chad Hnne (u otro), le lance en más ocasiones esta temporada.

Evaluación: La producción de este receptor bajó en relación con el año pasado, sin embargo también lo hicieron los de Brian Hartline, probablemente se haya debido a que en su equipo hubo un carrusel de quarterbacks y Brandon Marshall fue el único que se mantuvo a buen nivel. Por lo pronto podemos marcar este como un fallo.

Antonio Brown. Pittsburgh Steelers. Sorprendentemente, este jugador ha demostrado durante la pretemporada que puede quedarse como titular en el ataque de los Steelers acompañando a Mike Wallace y a Hines Ward, sobreponiéndose a jugadores como Emmanuel Sanders. Su velocidad y versatilidad, lo convertirán en un blanco recurrente de Ben Roethlisberger.

Evaluación: Sólo dos anotaciones en la temporada, sin embargo más de 1,100 yardas recibiendo. Este jugador no sólo fue titular, sino que se convirtió en un legítimo número 2 en la alineación. Aportó jugadas explosivas y se consolidó como un arma legitima para el ataque steeler en los próximos años, por lo tanto este lo tomo como un acierto.

Mike Thomas. Jacksonville Jaguars. Este hombre será el mayor beneficiado de la salida de Mike Sims-Walker del equipo, ya que ahora él se convertirá en el indiscutible receptor número uno del ataque de los Jags. La temporada pasada mostró que puede hacer buenas cosas en las trayectorias profundas y desarrolló buen entendimiento con David Gerrard.

Evaluación: La productividad de este jugador se cayó prácticamente a la mitad. La temporada de los Jaguars en general fue toda una montaña rusa, primero la llegada del novato Blaine Gabert, luego la salida de David Garrard, el despido de Jack Del Rio y por último el cambio de propietario del equipo. No fue un buen año en Jacksonville, mientras tanto estas fue una predicción errónea.

Anthony Armstrong. Washington Redskins.El cuerpo de receptores de los Redskins no es muy destacado y Santana Moss está cada vez más cerca del final de su carrera, por lo que la velocidad y el talento de este hombre lo colocarán como uno de los objetivos recurrentes de quien sea que sea el pasador de Washingotn.

Evaluación: Si hablamos de caídas estrepitosas de productividad, esta tiene que ser mencionada. Con respecto a la temporada pasada, Armstrong produjo 768 yardas menos. La llegada de Jabar Gaffney se llevó toda la atención de Rex Grossman y me hizo quedar muy mal con esta predicción.

Andre Roberts. Arizona Cardinals. No hay duda de que Kevin Kolb tratará de lanzar el balón todas las veces que sea posible a Larry Fitzgerald, sin embargo, cuando de plano sea imposible hacerlo, Roberts será una muy buena segunda opción. El año pasado, como novato en 12 partidos acumuló más de 300 yardas en 24 recepciones, sin embargo estoy convencido de que esos números van a ir a la alza esta temporada.

Evaluación: En efecto sus números mejoraron con respecto a la temporada pasada, sin embargo se repartió las atrapadas con Early Doucet, con quien tuvo números muy similares. Roberts atrapó para 586 yardas y un par de anotaciones. Necesitaría ser muy benévolo para darme esta por buena, ya que se supone que se trata de que los jugadores hayan tenido una gran temporada y ese no fue el caso de este receptor. Otro fallo.

Brandon Gibson. St. Louis Rams. Lo que necesita Sam Bradfford es un receptor con el que tenga química para llevar a los Rams al siguiente nivel, ese hombre podría ser Gibson. Con dos años en el equipo se ha establecido como uno de sus elementos más constantes y está comenzando a entenderse con su quarterback, pudimos ver una prueba de ello en el pase de 83 yardas para touchdown que atrapó en la semana 2 de pretemporada en la primera serie ofensiva de su equipo.

Evaluación: No hay mucho que decir en el caso de Gibson, su productividad cayó con respecto a la temporada pasada. Sinceramente esperaba que uno de los receptores de los Rams emergiera como arma para Sam Bradford, aposté por él y fallé.

Tight End:

Jimmy Graham. New Orleans. La partida de Jeremy Shockey, del equipo dejó a Graham como el hombre al que Drew Brees acudirá en las situaciones de línea de goal y como válvula de escape. Entremezclado con el arsenal ofensivo que tienen los Saints, la productividad de este jugador de segundo año irá a la alza.

Evaluación: Me quedé corto con mi predicción, Graham no se convirtió sólo en opción en zona de goal, sino que fue el único receptor constante de Brees, fue el séptimo receptor con más yardas en la liga con 1,310 y sumó 11 touchdowns. Al parecer entre él y Rob Gronkowski, están comenzando a desplazar a Antonio Gates y Jason Witten como los más productivos en su posición para el fantasy football. Este sin duda fue un acierto.

Ed Dickson. Baltimore Ravens. Muchos no entendieron la salida de Tod Heap de los Ravens, sin embargo se trataba de un jugador con 10 años en la liga, mientras que Dickson está entrando a su segundo año y tiene el talento suficiente para convertirse en el reemplazo natural para la posición. Joe Flacco lo buscará frecuentemente en el centro del campo en trayectorias cortas y en zona de goal.

Evaluación: Lo que vimos en los Ravens esta temporada fue una versión similar (toda proporción guardada) a lo que ocurrió en New England con el uso de dos tight ends. Entre Dickson y Dennis Pitta se combinaron para casi 1,000 yardas y ocho touchdowns. Sin embargo la productividad de Dickson se vio principalmente en la primera mitad de la temporada, siendo Pitta quien entró al quite al final y en los Playoffs. En esta ocasión sí me daré medio acierto.

Germaine Gresham. Cincinnati. Es cierto que nadie espera nada de los Bengals, sin embargo, tenemos que tomar en cuenta que este año tienen al novato Andy Dalton en los controles de la ofensiva, por lo que una manta de seguridad le viene muy bien y ese es el elemento que Gresham puede proveer. El talento no es un problema para este hombre y con 1.98 de estatura, las cualidades físicas tampoco lo son, por lo que su productividad este año subirá bastante y justificará el haber sido seleccionado en la primera ronda del Draft el año pasado.

Evaluación: Primero que nada, los Bengals me cerraron la boca al decir que no haría nada en la temporada, en segundo término, Dalton buscó mucho más a AJ Green que a nadie más y por último Gresham no subió su productividad en gran medida, sí vio un incremento, pero de tan sólo un poco más de 100 yardas totales y dos anotaciones. Error en esta predicción.

Defensive Line:

Jason Pierre-Paul, DE. New York Giants. Los frontales de los Giants son de buena calidad y Pierre-Paul se integró el año pasado al grupo sólo para fortalecerlo consiguiendo 4.5 sacks como novato y entrando al campo en paquetes situacionales. La calidad, el físico y el talento de este jugador lo harán ver mucha más acción esta temporada e incrementar su aportación para su defensiva.

Evaluación: Otro de mis grandes aciertos. Fue titular en 12 de los 16 partidos de la temporada regular, consiguió 16.5 sacks, forzó dos fumbles y bloqueó un gol de campo clave para la victoria de su equipo sobre los Cowboys. Por si fuera poco en los playoffs tuvo 18 tackleadas y dos pases bloqueados en el Super Bowl. Según mi opinión tenía que haber estado en las pláticas para Jugador Defensivo del Año.

Lamarr Houston, DE. Oakland Raiders. Uno de los jóvenes y talentosos miembros de la defensiva de los Raiders que encaja a la perfección en el estilo rudo de juego que por tradición tiene el equipo. Su habilidad para presionar al quarterback y su fuerza para parar la carrera lo convierten en un elemento muy valioso. Esta temporada podría dar el salto a ser uno de los mejores elementos en su escuadra.

Evaluación: Mal. Houston no produjo lo que yo esperaba y en general la defensiva de los Raiders fue un fiasco, no hay más que agregar.

Brandon Graham, DE. Philladelphia Eagles. Como producto de una defensiva que está muy cargada de talento este año, la producción de un jugador talentoso como lo es Graham, se incrementará considerablemente y podría convertirse en una amenaza para los quarterbacks contrarios.

Evaluación: Este fue uno de mis peores errores, Graham vio actividad en sólo tres partidos y obtuvo únicamente cuatro tackleadas. Fallo grande.

Cliff Avril, DE. Detroit Lions. En sus tres años en la liga ha mantenido un nivel de productividad bastante bueno con 5 sacks en las primeras dos temporadas y 8.5 en la tercera; a mi parecer este será el año en el que conseguirá colocar dos dígitos en esa columna. Con Ndamukong Suh y Nick Fairley sumiendo la bolsa de protección desde el centro, él y Kyle Vanden Bosch saldrán muy beneficiados.

Evaluación: Acierto. En la temporada obtuvo 11 sacks, forzó seis fumbles, interceptó un pase e incluso anotó un touchdown para su equipo.

Line Backers:

Arthur Moats. Buffalo Bills. Como parte de una defensive inconstante, Moats logró destacarse en los paquetes que era utilizado e incluso logró ser titular en cuatro partidos de la temporada pasada, su primera en la NFL. Su highlight más recordado vino cuando tackleó a Brett Favre en su encuentro contra los Vikings y lo sacó lesionado, lo que le costó el récord de inicios consecutivos al quarterback. Esta temporada, con la salida de Paul Pusluzsny, su rol y su producción se verá incrementada.

Evaluación: Moats no sólo no inició ni un partido, sino que también bajó su productividad en cuanto a tackleadas, aunque igualó su número de sacks (2.5) y de fumbles forzados (1). Probablemente su nombre sólo sobreviva para la trivia como el jugador que terminó con la racha de Favre. Fallo.

Brandon Spikes. New England Patriots. Un jugador que rápidamente se ganó el puesto titular la temporada pasada con los Pats y dio buenos resultados. Con un año de experiencia en la liga y la joven defensiva va madurando como conjunto, Spikes podría convertirse en la pieza central del grupo por sus cualidades físicas y de liderazgo.

Evaluación: Spikes se perdió de siete partidos de la temporada, antes de estar inactivo mostró un nivel aceptable y a su vuelta, sobre todo en postemporada se mostró como el jugador que esperaba que fuera, haciendo jugadas importantes para su equipo, incluido un fumble forzado en el Super Bowl. En esta predicción me daré medio acierto, porque de haber jugado 16 partidos estaríamos hablando de una gran temporada de este jugador.

Sean Lee. Dallas Cowboys. Los Cowboys invirtieron una segunda ronda en el Draft del año anterior en este producto de Penn State, universidad distinguida por su calidad de linebackers. Con Keith Brooking llegandoal final de su carrera y de la mando de Bradie James, este hombre está creciendo rápidamente. Su mejor encuentro de la temporada pasada vino contra los Colts cuando interceptó dos pases de Peyton Manning y regresó uno de ellos para anotación. El esquema de Rob Ryan le beneficiará y se convertirá pronto en el centro de la defensiva de Dallas.

Evaluación: Lee ya es el nuevo quarterback a la defensiva de los Cowboys, él y Bruce Carter son el futuro de este cuadro y, como ya lo declaró, Jerry Jones sueña con que se conviertan en algo similar a los linebackers de los 49ers. En la temporada que terminó acumuló más de 100 tackleadas y sumó cuatro intercepciones. Además, jugó todos los partidos de la temporada a pesar de haberse lesionado la muñeca y tener una férula que prácticamente lo dejó con una sola mano. Esta fue otra predicción acertada.

Geno Hayes. Tampa Bay Buccaneers. Como parte de uno de los equipos más jóvenes de la liga, Hayes se está convirtiendo en una pieza fundamental para la defensiva de los Bucs. Este año entra a su cuarta temporada, curiosamente como uno de los miembros más añejos del grupo (salvo Ronde Barber), ya con una temporada completa como titular, lo que le servirá para dar un salto importante en su productividad.

Evaluación: Al igual que el resto de su equipo, Hayes no vivió a la altura de las expectativas, bajó su nivel de juego y sumó un error más a mis predicciones.

Defensive Backs:

D.J. Moore. Chicago Bears. Este hombre se ha convertido en la pieza más importante de la defensiva secundaria de los Bears en sólo un año. Entrando a su tercera temporada en la liga, Moore seguirá cargando con la responsabilidad de guiar a su defensiva secundaria y probablemente lo veamos incrementar ese número de cuatro intercepciones que logró la temporada pasada.

Evaluación: La temporada de Moore fue prácticamente una copia de la anterior, volvió a interceptar en cuatro ocasiones con una anotación, sumó un par de tackleadas más y repitió con ocho pases defendidos. Dadas tales circunstancias, este es otro error.

Vontae Davis. Miami Dolphins. De cara a su tercera temporada, Davis busca ser el elemento más importante del perímetro de la defensiva de Miami y no se ve descabellado que lo logre, ya que sus habilidades de cobertura y para encontrar el balón son bastante buenas. En su temporada de novato tuvo cuatro intercepciones y la anterior sólo una, probablemente porque los quarterbacks contrarios ya le tenían un poco más de respeto. Esta temporada esa tendencia podría continuar.

Evaluación: Sólo participó en 12 partidos, sin embargo sus números fueron bastante buenos. No podemos hablar de un temporadón de su parte, sin embargo subió su producción y se convirtió en el elemento más importante de la secundaria de Miami con cuatro intercepciones, ocho pases defendidos, 43 tackleadas y un sack. Marcaré esta como un acierto.

T.J. Ward. Cleveland Browns. La renovación de los Browns comenzó por la defensiva y la adición de Ward al perímetro ha sido clave para que el éxito se vea cada vez un poco más cerca. Es un buen hombre de seguridad en las zonas profundas que el año pasado en su temporada de novato consiguió un par de intercepciones y 10 pases defendidos. En compañía de un grupo de profundos talentosos, su productividad este año puede fácilmente verse multiplicada.

Evaluación: Desafortunadamente para Ward, sufrió una lesión que lo hizo terminar la temporada en la reserva de lesionados y sólo vio acción en ocho encuentros. Durante ese periodo estaba teniendo el año que yo esperaba; 39 tackleadas, un sack, un fumble forzado y tres pases defendidos. De haber continuado sano habría cumplido con las expectativas que tenía de él. Estos números no me alcanzan para juzgar mi predicción de manera similar a como lo hice con Spikes, por lo que la marcaré como un error.

Walter McFadden. Oakland Raiders. Otro de los miembros de segundo año de los Raiders que podría despegar esta temporada. Desafortunadamente para él tiene unos zapatos muy grandes por llenar, ya que probablemente sea él quien reemplace a Namdi Asomugha, sin embargo, viéndolo desde otro punto de vista, esto puede resultar benéfico para él ya que los quarterbacks buscarán su lado del campo constantemente, lo que le dará la oportunidad de brillar o quemarse por completo.

Evaluación: Esta fue, por mucho, mi peor predicción. A tan sólo unos días de haber publicado el artículo original con estas predicciones, McFadden fue cortado por los Raiders, un poco después terminó en los Bengals y de nuevo fue cortado. No puede más que decir: Shame on me!!

Orlando Scandrick. Dallas Cowboys. El perímetro de los Cowboys es su punto más débil, todo equipo que los enfrente debería lanzar profundo muy seguido y obtendrá éxito frecuente, sin embargo el proceso de maduración que Scandric ha tenido en el equipo es muy interesante; en sus primeros tres años se ha desempeñado defendiendo en el slot, sin embargo con las lesiones de Terrence Newman y Michael Jenkins, su oportunidad de quedarse con un puesto titular está más presente que nunca. Además, desde su llegada, Rob Ryan no ha hecho más que alabar las cualidades que el jugador tiene y hablar de las variantes que le permitirá el contar con él en el campo. Tanto le gusta a Ryan, que recientemente firmó una jugosa extensión de contrato.

Evaluación: Las lesiones llegaron temprano en la temporada para Scandric y se perdió de tres partidos en los que continuó siendo el tercer corner alternando con Frank Walker. Mientras estuvo activo, su productividad fue muy parecida a la del año pasado anotándose 49 tackleadas, dos sacks, cinco pases defendidos y una intercepción. Tengo que marcar este como el último error.

Balance general

Tan impredecible como es esta liga, mi récord de aciertos-errores al predecir jugadores emergentes para la temporada 2011 fue de 10-18-1, lo que representa un porcentaje de acierto del 34.48%.

Nos vemos al inicio de la próxima temporada para una edición más de estas predicciones.

Luis Obregón

Consumidor ávido de contenidos escritos, auditivos y visuales de los temas más diversos que después pone al servicio de la creación de materiales en distintas plataformas. Socio Fundador de Primero y Diez, donde es Editor del sitio y Productor de los espacios auditivos. Por haber tenido una niñez noventera, todavía hasta la fecha, es acérrimo aficionado de los Dallas Cowboys.


Publicaciones Relacionadas