49ers vs Giants, una rivalidad con historia

Por Ulises Harada

En un sorpresivo fin de semana de Playoffs, los aficionados de la NFL podremos disfrutar de una añeja rivalidad de Playoffs con varios de los momentos más increíbles en la historia de este deporte, cuando los Giants y los 49ers se enfrenten por octava ocasión en su historia en Postemporada el próximo domingo en el Candlestick Park.

Es cierto que hay rivalidades más reconocidas en postemporada, como el caso de 49ers vs Cowboys, Steelers vs Raiders o Packers vs Cowboys, pero pocos juegos han tenido la dosis de dramatismo, jugadas grandes, lesiones, momentos clave en la historia de este deporte y finales cardiacos como en estos duelos.

A continuación te presento una retrospectiva de los primeros siete partidos de Playoffs entre estos equipos, lo cual sin duda traerá una gran cantidad de recuerdos a muchos de ustedes:

Primer partido: Ronda Divisional, Temporada 1981

San Francisco 38 – 24 NY Giants

Fue el primer partido de Playoffs en la era Bill Walsh y Joe Montana. Los Niners sorprendieron a la NFL al conseguir un récord de 13-3 y se impusieron sin mucha dificultad ante los Giants, quienes tuvieron una gran temporada gracias al novato sensación Lawrence Taylor.

La defensiva de San Francisco se llevó la tarde con cuatro entregas de balón, incluyendo una intercepción que Ronnie Lott regresó 20 yardas para TD.  Montana lanzó para más de 300 yardas y dos pases de anotación, en un juego que no fue tan complicado para los Niners. Sin embargo, este sería el primero de varios duelos durante la década de los 80. La semana siguiente de este partido, sucedió “The Catch” y comenzó la dinastía de los 49ers.

Segundo partido: Ronda Divisional, Temporada 1984

San Francisco 21 – 10 NY Giants

Este es uno de los partidos que Ron Jaworsky y Gregg Cosell eligieron como uno de los 7 que cambiaron la historia de este deporte. San Francisco llegó a este partido con tan sólo una derrota en temporada regular, con un aura de invencibilidad y probablemente con uno de los mejores equipos de la historia. Sin embargo, los Giants tenían a un Lawrence Taylor que era el jugador más temido de la NFL, y con justa razón. LT parecía completamente imparable.

Bill Walsh sabía que tenía que encontrar una forma de contener a LT y evitar que destruyera sus aspiraciones de Playoffs y un posible campeonato, por lo que decidió utilizar una táctica poco común para frenar la velocidad de Taylor: el Molly block

Esto consiste en utilizar a un guard, en este caso John Ayers, quien era de los más rápidos del equipo, para bloquear el camino por fuera de  LT, mientras que el tackle izquierdo se encargaría de evitar que pasara por dentro.

Al principio la estrategia fue un éxito y los Niners se pusieron arriba 14-0, sin embargo, Taylor reaccionó, aunque era demasiado tarde y tuvo un par de sacks y varios golpes a Montana, uno de los cuales se convirtió en un regreso de intercepción para TD. Sin embargo los Niners se impusieron y más tarde consiguieron su segundo anillo de Super Bowl

Tercer partido: Wild Card, Temporada 1985

NY Giants 17 – 3 San Francisco

El equipo de Bill Parcells cobró venganza de la derrota de la temporada actuación, y con una soberbia actuación defensiva lograron neutralizar por completo a la ofensiva de Montana. Phil Simms lanzó un par de pases de anotación y los Giants consiguieron cuatro sacks y presionar de forma constante a Montana, así como dos entregas de balón.

Cuarto partido: Ronda Divisional Temporada 1986

NY Giants 49 – 3 San Francisco

New York simplemente pasó por encima de los 49ers en este partido, en lo que Bill Walsh reconoce como una de las derrotas más dolorosas de su carrera. La defensiva de Parcells fue simplemente dominante, permitiendo tan sólo 26 yardas por tierra y sacando a Joe Montana del partido por lesión.

Los neoyorquinos consiguieron cuatro entregas de balón, incluyendo una intercepción que LT regresó para anotación, y el ataque terrestre de los Giants pasó por encima de la defensiva de George Siefert en camino a su primer triunfo de Super Bowl.

Quinto partido: Final de Conferencia, Temporada 1990

San Francisco 13 – NY Giants 15

Los Niners tenían todo para conseguir su tercer pase de forma consecutiva al Super Bowl y lograr ser el único equipo en tener un tricampeonato de la NFL, sin embargo, la agresiva defensiva de los Giants tenía otros planes en mente.

Este juego es uno de los peores en la historia de San Francisco, no sólo por el terrible golpe que le propina Leonard Marshall a Joe Montana, el cual terminó con su carrera en San Francisco y necesitó de dos temporadas para recuperarse, si no por que los Niners tenían todo para ganar, ya que arriba por un punto, con menos de 4 minutos por jugar, Roger Craig, quien era uno de los corredores más seguros de la NFL, soltó el balón y le dio la oportunidad a los Giants de darle la vuelta al partido mientras se extinguía al reloj de juego, con un gol de campo de Matt Barh de 42 yardas.

Los Giants ganaron el Super Bowl en contra de los Bills, en el juego donde Scott Norwood falló el gol de campo de la victoria.

Sexto partido: Ronda Divisional, Temporada 1993

San Francisco 44 – 3 NY Giants

Los 49ers se encargaron de sepultar lo que alguna vez fue una de las mejores defensivas en la historia de la NFL. En uno de los últimos partidos del gran Lawrence Taylor, ya sin Bill Parcells ni Bill Belichick, Ricky Waters corrió para 5 touchdowns y el equipo de Steve Young tuvo un día de campo.

Los Niners avanzaron a la final de Conferencia, pero fueron derrotados por los Cowboys, eventuales campeones de la NFL.

Séptimo partido: Wildcard, Temporada 2002

San Francisco 39 – 38 NY Giants

En uno de los juegos más raros, polémicos y confusos de la historia de este deporte, los Niners y los Giants se enfrentaron a principios de este nuevo milenio con nuevas caras (Kerry Collins y Jeff García). Para mitad del tercer cuarto, los Giants estaban arriba 38-14 y parecía que todo estaba perdido, pero Jeff García y Terrell Owens tenían otros planes, ya que anotaron 25 puntos sin respuesta para darle la vuelta al marcador 39-38.

Pero los Giants tenían la última palabra en este duelo y se acercaron lo suficiente para intentar un gol de campo que les daría el triunfo. Matt Bryant estaba listo para conectar con el balón, pero el centro Matt Allen no pudo controlar el balón y tuvo que levantarlo y correr por su vida. En pleno acto de desesperación lanzó un pase que tenía como destino un jugador de los Giants, pero hubo un claro holding de San Francisco, quienes argumentaban que el receptor era hombre inelegible.

Las zebras decidieron no marcar nada y el partido se quedó como uno de los mayores comebacks en la historia de los Playoffs. La siguiente semana San Francisco fue derrotado por Tampa Bay, quien ese año, de la mano de Jon Grunden, serían campeones de la NFL.

  • Pablo

    fantastica nota Ulises, te rayaste.

    felicidades!

  • Excelente saber esta historia de enfrentamientos en playoffs,deberían subirla a youtube,y este año ganarán los de: this little town blues,a city that never sleeps¡

Ulises Harada

Desde principios de los 90 pasaba las tardes de domingo frente al televisor viendo partidos de NFL y desde entonces profesa el 'arrowhead pride'. Socio Fundador de Primero y Diez en donde es pieza fundamental en el trabajo editorial y comercial. Día a día, sin importar dónde esté, escribe, discute y analiza lo que sucede en la liga.


Publicaciones Relacionadas