Previo Ronda divisional:Texans @ Ravens

Por Luis Obregón

Estos dos equipos se enfrentaron en la semana 6 de la temporada regular con los Ravens imponiéndose 29-14, sin embargo en esta ocasión hay mucho más en juego, ya que este encuentro definirá el rival del ganador entre Pats y Broncos, que para cuando veamos este partido, ya sabremos el resultado del otro.

Se trata de un delo que aparenta ser bastante cerrado y de marcador moderado, ya que ambos equipos poseen grandiosas defensivas, Houston con la número 2 total y Baltimore con la 3, además de que ambos están en el top 5 defendiendo la carrera, el pase y permitiendo puntos del rival. Del otro lado del balón ambos poseen un ataque terrestre de top 10, por lo que ambos intentarán machacar por esa vía y confiar en que su defensiva se hará cargo de gran parte del trabajo.

Esta será la primera ocasión en la que Joe Flacco, quarterback de los Ravens, tendrá un partido de postemporada en casa, ya que en los tres años anteriores, sus primeros en la liga, ha tenido que ir de visita en todas la ocasiones con resultados decentes, ya que posee un récord de 4-3.

Del otro lado el novato T.J. Yates intentará mantener por lo menos el nivel de juego que demostrado en las pocas oportunidades que ha tenido confiando ciegamente en que su dupla de corredores, Arian Foster y Ben Tate, se llevarán la mayor parte del trabajo.

Desde mi punto de vista, los Texans son un equipo muy subestimado en este momento y eso juega a su favor. Por su parte los Ravens han sido un equipo terriblemente inconsistente a lo largo de la temporada, sin embargo jugando en casa tienen un inmejorable récord de 8-0, lo que los coloca como favoritos de cara al encuentro

Cuando los Texans tengan el balón

Definitivamente los Ravens van estar comprometidos con detener la carrera, lo que puede provocar que Houston tenga una labor complicada para establecer el ataque terrestre. Bajo tales circunstancias, tendrán que trabajar en abrir a la defensiva temprano; pasar en primer down o buscar un bombazo temprano utilizando play action puede resultar benéfico para ellos, ya que esa forma evitarán que la caja esté constantemente cargada con ocho hombres y ayudará a que las situaciones obvias de pase tengan mejores posibilidades para Yates.

Para muchos las posibilidades de T.J. Yates son prácticamente nulas en contra de una defensiva tan experimentada y agresiva como es la de los Ravens, sin embargo el fin de semana pasado el ataque de los Texans mostró que puede anotar y le metió 31 puntos a una defensiva de respeto como es la de Cincinnati, claro está que Yates sólo lanzó 20 veces para 159 yardas un touchdown y tuvo un pase que estuvo a punto de ser interceptado y no lo fue porque el defensivo no lo quiso.

Es por esa razón que los Texans deberán a toda costa tratar de establecer el juego terrestre, ya que de lo contrario, los Ravens tendrán el partido justo donde lo quieren, que es en los los hombros de un Yates expuesto a la presión que sus frontales pueden ejercer con nombres como Haloti Ngata y Terrel Suggs.

Lo ideal para la defensiva será limitar los recursos letales retacando la caja y poniendo constantemente doble cobertura a Andre Johnson, forzando así a que sean los otros jugadores los que se vean obligados a hacer que algo suceda.

Cuando los Ravens tengan el balón

Es simple, cuando los Ravens han corrido el balón con éxito han ganado, la prueba de ello es que en las cuatro derrotas que sufrieron en la temporada regular, Ray Rice corrió para un máximo de 57 yardas y sólo ganaron un encuentro en el que rebasó ese número.

En la primera ocasión en la que se encontraron en esta temporada la defensiva de los Texans permitió que Rice corriera para 101 yardas en 23 acarreos y que Flacco pasara para 305 yardas; en esta ocasión deben hacer un mucho mejor trabajo o estarán en problemas.

De a poco la defensiva de Houston se fue convirtiendo en una de las mejores, al grado de que terminaron la temporada permitiendo sólo 94.8 yardas por partido y 4.1 por acarreo, lo que los coloca como cuartos y décimos mejores en la liga respectivamente en esos departamentos.

Gracias a esas características de la defensiva, Baltimore tendrá que poner el balón en el aire y eso significa que, una vez más el destino del equipo esté atado a lo que pueda hacer Joe Flacco con su brazo. En el pasado, a pesar de que sólo se le ha pedido ser un game manager, no ha entregado los mejores resultados rebasando las 200 yardas sólo en una ocasión en los siete juegos que ha jugado en postemporada y ha quedado por debajo de las 150 yardas en cuatro ocasiones, sin embargo el lanzar cuatro touchdowns y siete intercepciones no es exactamente lo que esperas de tu quarterback.

Rice se convertirá en el caballo de batalla del equipo, tanto acarreando como recibiendo el balón saliendo desde el backfield, sin embargo Flacco debe estar listo para lanzar siempre que le sea posible, ya sea a Anquan Boldin en rutas intermedias o en la bola larga buscando a Torrey Smith.

Jugadores a Seguir

Texans

J.J. Watt.  Este hombre de línea ha sido el más beneficiado de la lesión de Mario Williams, ya que a pesar de no jugar la misma posición, ha sido él quien ha hecho las jugadas importantes.

Andre Johnson. Puede parecer obvio colocar este nombre aquí, sin embargo es necesario recordar que este receptor vio muy poca acción esta temporada y el timing que tiene con Yates no es el mejor, habrá que ver qué es capaz de hacer.

Jonathan Joseph. Probablemente la mejor adquisición de este equipo en la Agencia Libre. Él será el encargado de mantener unidimensional al ataque de los Ravens asegurando al receptor que tenga enfrente.

Ravens

Terrell Suggs. Él será el principal encargado de presionar y golpear constantemente al quarterback y podría terminar siendo factor por su habilidad para generar balones sueltos.

Bernard Pollard. Su papel será fundamental apoyando a detener la carrera, sin embargo, si los Texans deciden abrir el juego aéreo, sus servicios también serán requeridos en ese departamento.

Torrey Smith.  Este receptor se ha convertido en la amenaza profunda de los Ravens y enfrentará a una buena defensiva secundaria, por lo que será interesante ver qué es lo que puede lograr.

Factor X

Tight ends. Ambos equipos tienen muy buen talento en esta posición, por un lado está Ed Dickson y Dennis Pitta y por el otro Owen Daniels y Joel Dressen. Sus respectivos quarterbacks tendrán que recurrir a ellos en el centro del campo y en zona de goal; los que sean capaces de sacar la mejor parte  tendrán una buena ventaja.

Predicción.

Un buen partido, cerrado y lleno de golpes. Al final el equipo que limite sus errores y pueda establecer su ataque terrestre será el ganador. Desde mi punto de vista ese equipo serán los Baltimore Ravens con un marcador de 24-17.

Luis Obregón

Consumidor ávido de contenidos escritos, auditivos y visuales de los temas más diversos que después pone al servicio de la creación de materiales en distintas plataformas. Socio Fundador de Primero y Diez, donde es Editor del sitio y Productor de los espacios auditivos. Por haber tenido una niñez noventera, todavía hasta la fecha, es acérrimo aficionado de los Dallas Cowboys.


Publicaciones Relacionadas