Previo Ronda divisional: Giants @ Packers

Por Luis Obregón

Duelo divisional en el que se estarán enfrentando dos quarterbacks que en algún momento obtuvieron el reconocimiento como MVP del Super Bowl, esta vez lo hacen para determinar quién de ellos irá a la Final de la Conferencia Nacional a enfrentar al ganador del partido entre Saints y 49ers.

Los Packers están defendiendo el título que ganaron la temporada pasada y lo han hecho muy bien ganando 21 de sus últimos 22 encuentros. Esta racha es resultado, en gran medida del excelente nivel de juego que ha mostrado su ofensiva, específicamente su quarterback Aaron Rodgers quien terminó la temporada completando el 68.3% de sus pases para 4,643 yardas, 45 touchdowns y sólo seis intercepciones, liderando la liga en yardas por intento de pase con 9.25 y con un espectacular rating de 122.5. Todo esto en sólo 15 partidos.

Por su parte los Giants llegan en una racha de tres victorias consecutivas y probablemente estén jugando su mejor football de la temporada demostrando balance con ofensiva capaz de anotar desde cualquier parte del campo y en cualquier momento del partido y una defensiva que es muy capaz de presionar al quarterback contrario. Desafortunadamente para ellos, su defensiva secundaria terminó ranqueada en el lugar 29 de la liga permitiendo 255.1 yardas por partido, sin embargo constantemente se benefician del gran nivel de sus frontales.

Los Packers entran como favoritos a este encuentro por tener la localía, ser los campeones defensores, haber ganado 15 partidos en la temporada regular, haber tenido una semana de descanso y por el inclemente clima que predominará en el Lambeau Field.

Sin embargo, el equipo que más gente piensa que puede dar la sorpresa este fin de semana son los Giants quienes han venido disputando partidos de vida o muerte desde Navidad. Es importante recordar que en playoffs regularmente el equipo que entra en su mejor momento es el más peligroso, la prueba de ello son los Packers de la temporada pasada y los mismos Giants de 2007.

Cuando los Giants tienen el balón

Los Giants tienen que buscar establecer su ataque terrestre antes que nada, es cierto que durante la temporada regular fueron anémicos en este departamento, sin embargo constantemente se enfrentaron a la lesión de uno de sus dos elementos. En los encuentros en los que tanto Ahmad Bradshaw como Brandon Jacobs estuvieron activos y sanos el equipo tomó una dimensión completamente diferente. Si son capaces de rebasar las 150 yardas como equipo los Packers tendrán mucha dificultad para contener el ataque de los Giants.

En cuanto al juego aéreo, Eli Manning está jugando la que probablemente sea la mejor temporada de su carrera, pasando para casi 5,000 yardas 29 touchdowns y 16 intercepciones, demostrando además que puede ser clutch, completando seis regresos en el último cuarto. De no ser por lo hecho por Drew Brees y Aaron Rodgers, Eli, fácilmente estaría considerado para ser el MVP de la temporada.

A lo largo de los partidos Eli nos ha demostrado que cuando tiene tiempo puede ser letal, incluso que es capaz de comprar un par de segundos deslizándose en la bolsa de protección y normalmente es en estos casos cuando vienen las jugadas grandes que han marcado a su ofensiva gracias a su excelente cuerpo de receptores.

Los Packers tal vez se vean obligados a cambiar un poco su esquema y tomar algunos riesgos al mandar disparos de los linebackers para presionar a Manning y evitar que convierta terceras oportunidades clave en el partido.

Esta defensiva de Green Bay no es para nada la misma que vimos en la temporada de campeonato, a pesar de que Charles Woodson tuvo siete intercepciones, Charlie Peprah tuvo otras cinco y Tramon Williams cuatro, han sido incapaces de poner presión a los quarterbacks contrarios.

Definitivamente son una defensiva oportunista que puede poner puntos en el marcador, por lo que de lograr hacerlo, los Packers podrían tomar la ventaja.

Cada que tengan el balón los Giants deberán poner puntos en el marcador, ya que sus rivales lo harán todo el tiempo.

Cuando los Packers tienen el balón

Este es el duelo que, desde mi punto de vista, decidirá el encuentro. La única manera en la que los Giants pueden ganar el partido es si su defensiva puede contener al ataque de Green Bay poniendo presión a Rodgers constantemente. Si fallan en presionarlo, los Packers ganarán caminando.

Las herramientas para producir presión están presentes para los Giants con un Jason Pierre-Paul que sin duda está en la carrera por obtener el reconocimiento como Jugador Defensivo del Año con 16.5 sacks y 73 tackleadas en su segundo año en la NFL. Además fue él quien durante esta semana garantizó una victoria sobre los Packers el domingo, por lo que su desempeño será clave en el partido.

Además de JPP, esta línea defensiva está cargada de talento con nombres como Osi Umenyiora, Justin Tuck, Chris Canty, todos capaces de alinearse en cualquier parte de la línea. De este grupo dependerá el éxito de su equipo, ya que Rodgers es un quarterback que no comete muchos errores y es sumamente efectivo cuando lo sacan de la bolsa de protección y tiene que lanzar sobre la carrera.

Debido a que enfrentará constante presión, Rodgers tendrá que deshacerse del balón rápidamente para ser efectivo. Rutas sesgadas hacia el centro del campo o incluso usar a los corredores en pases pantalla o trayectorias de flat puedes ser buenas opciones para evitar la presión. Si consigue escaparse de la presión constantemente, las cosas serán más sencillas para encontrar una jugada grande.

La capacidad de esta ofensiva no puede ser puesta en duda, ya que consiguieron anotar 560 puntos totales en la temporada lo que los coloca como líderes en la liga con un promedio de 35 puntos por partido.

Jugadores a Seguir.

Giants

Jason Pierre Paul. Muy conocida mi simpatía por este jugador, pero creo se justifica si está haciendo que el nombre de un futuro hall-of-famer como Michael Strahan no sea extrañado. Este hombre puede ser clave para el partido.

Victor Cruz. Otra jugador que tuvo su temporada de revelación en la liga. Su capacidad para posicionar su cuerpo entre el balón y el defensivo es de lo mejor, además de su habilidad para ganar yardas después de la atrapada. La secundaria rival tendrá las manos llenas.

Antrel Rolle. Probablemente el hombre más destacado del perímetro. Su paple será fundamental para impedir que Rodgers encuentre a sus receptores en las rutas profundas.

Packers

Greg Jennings. No olvidemos que viene de una lesión que lo dejó fuera los últimos tres partidos de la temporada, por lo que es probable que se haya oxidado un poco, sin embargo no deja de ser una gran amenaza por sus excelentes rutas y manos seguras.

Jordy Nelson. Para mi gusto este hombre es de los mejores receptores en la liga y es extremadamente subestimado. Suele beneficiarse de las dobles coberturas a Jennings, pero toma ventaja de ello cada vez que su quarterback lo busca.

Charles Woodson. Su labor será limitar la productividad de un cuerpo de receptores que tiene muy buenas opciones entre Cruz y Hakeem Nikcs. Será necesario utilizar su capacidad para presionar al quarterback cuando lo mandan a disparar. Además es un jugador con la capacidad de robarse el balón y hacer que algo bueno suceda para su equipo.

Factor X

Randall Cob. Jugador que principalmente vemos en equipos especiales regresando kickoffs y despejes que puede causar mucho daño en una escapada y que puede beneficiar a su ofensiva con buenas posiciones de campo. Además en las circunstancias adecuadas, Rodgers no dudará en buscarlo como receptor.

Predicción

Será un juego explosivo  en el que Aaron Rodgers continuará haciendo lo mismo que ha hecho toda la temporada. La diferencia la pondrá un error importante de Eli Manning que los Packers terminarán capitalizando.

New York Giants 28-31 Green Bay Packers

Luis Obregón

Consumidor ávido de contenidos escritos, auditivos y visuales de los temas más diversos que después pone al servicio de la creación de materiales en distintas plataformas. Socio Fundador de Primero y Diez, donde es Editor del sitio y Productor de los espacios auditivos. Por haber tenido una niñez noventera, todavía hasta la fecha, es acérrimo aficionado de los Dallas Cowboys.


Publicaciones Relacionadas