Consecuencias y Circunstancias

Por El Stan, colaborador invitado

Durante los últimos años me ha tocado escuchar demasiadas veces a muchos expertos de la NFL decir que “Cada que los 49ers ven a Aaron Rodgers jugar se deben estar arrepintiendo de la decisión de elegir a Alex Smith”. Yo siempre pienso que los incidentes que rodearon a Smith en su desarrollo como miembro del equipo gambusino son muy diferentes a las que tuvo Rodgers en Green Bay. Las condiciones que vivieron son notables basadas en tres aspectos:

Tim Rattay fracasó, y con la primera selección en el Draft, Mike Nolan buscaba un nuevo QB. Siempre le preocupó que  Aaron Rodgers le causara problemas por su fuerte carácter. Eligió a Alex Smith. Rodgers cayó hasta la posición Número 24 con los Green Bay Packers quienes ante los rumores del retiro de Favre, lo toman sin pensarlo. Aquí el primer factor: San Francisco quiso a un jugador para ese momento, Green Bay eligió para el futuro.

Con Green Bay,  Rodgers nunca tuvo la presión de funcionar de inmediato. Siempre estuvo  “El Hombre de Acero” delante de él.  Durante sus primeros tres años apenas jugó. Mientras tanto,  Favre desarrolló a muchos receptores jóvenes que hoy son veteranos confiables para Rodgers, entre ellos Greg Jennings, Donald Driver,  Donald Lee y Ryan Grant. Por su parte, Smith nunca tuvo receptores constantes. Entre los nombres que pasaron estuvieron Brandon Lloyd, Antonio Bryant, John Morton, Cedric Wilson, Isaac Bruce (en declive) y actualmente, Braylon Edwards, Ted Ginn, Michael Crabtree y Josh Morgan. Sus únicas armas constantes han sido Frank Gore y Vernon Davis. Segundo Factor: El equipo que los rodeaba.

Alex Smith ha tenido siete coordinadores ofensivos de los cuales ninguno ha completado más de dos temporadas. El primero fue (otro juego del destino) Mike McCarty, posteriormente llegó Norv Turner,  el tercero fue Jim Hostler, seguido de Mike Martz con quien perdería la titularidad pues estuvo en la IR. En el 2008, ante el despido de Nolan, llega Singletary. Buscando un sistema de mayor control, despide a Martz y trae a Jim Raye. A mediados de la temporada 2010, Raye es despedido y Mike Johnson toma su lugar. Después de una temporada para el olvido, Singletary es despedido, llega Jim Harbaugh y con él, un nuevo coordinador: Greg Roman. Por su parte, desde que es titular, Rodgers sólo ha tenido como Coordinador a Joe Philbin. Tercer Factor: Regularidad en los sistemas de juego.

Después de esta breve crónica, podemos concluir que el éxito de Aaron Rodgers y la mediocridad de Alex Smith son la conclusión de decisiones de sus equipos. Afirmar que si la selección hubiese sido diferente cambiaría las cosas, no es justo para Smith. A veces se nos olvida que este deporte es toda una ciencia y que depende del trabajo en equipo. Estos factores son las circunstancias que vivieron estos quarterbacks. Las consecuencias para Aaron Rodgers fueron exitosas mientras que  para Alex Smith todo ha sido un caos. Circunstancias y consecuencias. Nada más.

  • A pesar de todo eso, que tiene validez al 100% sin dudarlo, hay intangibles que demuestran la diferencia entre uno y otro al momento de ejecutar.

    No creo recordar mal si digo que en el primer año de Rodgers su LO era paupérrima, y el tipo mostro temple y habilidad para quitarse muchas cargas, y resisitió las muchas capturas y golpes que le propinaron, haciendo de GB una de las mejores ofensivas de la liga en cuanto a puntos anotados.

    Eso es algo que nunca he visto en Smith, incluso desde su primer año. Se presiona demasiado, muchas veces puede evitar la captura y prefiere quedarse en la bolsa, en otras busca completar un pase para pérdida de yardaje en lugar de mandarlo a las laterales, no lanza bien de manera regular (a veces muy alto, otras muy bajo), etc., etc.

    Yo como seguidor de los 49ers lo he tolerado hasta cierto punto, e incluso hoy sigo confiando que con el adecuado plan de juego puede llevar a este equipo a Playoffs, pero habiendo seguido toda su carrera, incluída las circunstancias que atravesó mencionadas en la nota, no me parece, ni de cerca, un QB franquicia como lo es Rodgers hoy en día, y nunca lo será, lamentablemente.

    Por algo Harbaugh se compró un seguro de vida reclutando a Kaepernick.

    Pero terminando con Smith, a mi me parecía el mejor QB disponible en la pasada agencia libre, y me agradó que regresara al equipo, pero nunca he pensado que el nos puede llevar a ganar un Super Bowl. Aunque como se divisa esta temporada y las que vienen, tiene al menos 3 años para callarme la boca, siempre y cuando no sea removido de la titularidad.

    Saludos.

Luis Obregón

Consumidor ávido de contenidos escritos, auditivos y visuales de los temas más diversos que después pone al servicio de la creación de materiales en distintas plataformas. Socio Fundador de Primero y Diez, donde es Editor del sitio y Productor de los espacios auditivos. Por haber tenido una niñez noventera, todavía hasta la fecha, es acérrimo aficionado de los Dallas Cowboys.


Publicaciones Relacionadas