Adios al invicto de los Lions

AP / DETROIT

Tanto Jim Harbaugh como Jim, Schwartz han ayudado a convertir a San Francisco y a Detroit en contendientes en esta temporada, cambiado la actitud de sus respectivos equipos. Pero después de la sorprendente victoria 25-19 de los 49ers en el Ford Field, los ánimos al final del partido estallaron, con una riña entre los coaches y sus jugadores.

Harbaugh se acercó corriendo al final del partido para darle a su contraparte un animado saludo de manos y después un “fraternal” golpe en la espalda. Schwartz no lo tomó de forma positiva y persiguió a Harbaugh en su camino hacia el túnel, pero fueron separados, lo que inició la riña.

“Fui a felicitar al Coach Harbaugh y fui empujado de forma poco cortés”, comentó el entrenador de los Lions. “No esperaba una falta de respeto en ese momento. Obviamente, cuando ganas un partido así estás emocionado, pero hay un protocolo”.

Harbaugh aceptó su culpa, pero no dejó escapar su felicidad por ganar el juego. “Fue totalmente mi culpa, apreté su mano muy fuerte”, agregó al final del partido.

Los Niners lograron conseguir la anotación que le dio la vuelta al partido con 1:51 por jugar cuando Alex Smith encontró a Delaine Walker con un pase de 6 yardas de anotación en cuarta oportunidad. Un minuto más tarde, la defensiva detuvo el ataque de Detroit y David Akers anotó un gol de campo para poner el marcador final 25-19 y romper la racha de nueve triunfos consecutivos en temporada regular de los Lions.

La ofensiva de San Francisco no fue espectacular, pero si efectiva. Alex Smith completó 17 de 32 pases para tan sólo 125 yardas, pero Michael Crabtree tuvo un buen partido con siete atrapadas para 77 yardas. Frank Gore fue el verdadero motor de la ofensiva, con 141 yardas por tierra y un TD que fueron vitales para que su equipo se repusiera de una desventaja tempranera de 10-0

El triunfo pone a los 49ers con una marca de 5-1 al frente de su débil división y pone muy cerca al equipo de su primera aparición en los Playoffs desde el 2002.

En cuanto a los Lions, Matt Stafford completo 28 de 50 pases para 293 yardas y dos touchdowns, pero fue presionado de forma contante por una defensiva de San Francisco que consiguió un safety en el segundo cuarto.

En el último cuarto, Stafford encontró a Nate Burleson en la zona de anotación en un pase que inicialmente fue declarado incompleto (muy similar al TD anulado de Calvin Johnson del año pasado) pero que fue revisado y cambiado para darle la ventaja 19-15 a los Lions.

Pero al final, Smith y la ofensiva de los Niners consiguieron la serie de anotación del final que sentenció el partido por completo. San Francisco ganó el encuentro a pesar de que cometieron 15 castigos para 120 yardas.

Ulises Harada

Desde principios de los 90 pasaba las tardes de domingo frente al televisor viendo partidos de NFL y desde entonces profesa el 'arrowhead pride'. Socio Fundador de Primero y Diez en donde es pieza fundamental en el trabajo editorial y comercial. Día a día, sin importar dónde esté, escribe, discute y analiza lo que sucede en la liga.


Publicaciones Relacionadas