Peyton Manning, el dolor de cuello de los Colts

Por Andrés Ornelas

Se dice que Peyton Manning no regresará para la temporada 2011, con todo y que los Colts siguen optando por no meterlo a la lista de lesionados.

Para mí, la verdad es clara: Manning tiene que estar preparado a perderse la temporada y llegar sano al campo del entrenamiento para la temporada 2012. La lesión de Manning es complicada y su recuperación requiere mucho tiempo y paciencia; y más aún, después de 3 operaciones.

“No desactivaremos al jugador, siempre y cuando los médicos nos digan que hay oportunidad de que Manning regrese al campo.”, afirmó Bill Polian de Indianapolis. En lesiones como éstas, los nervios tardan entre 8 y 12 meses en regenerarse.

La lesión se remonta a 2010, cuando Manning sentía dolores al lanzar, debido a un disco cervical herniado. En la temporada muerta de ese mismo año, fue cuando Peyton tuvo su primera operación, que aparentaba ser exitosa. A finales de esa temporada, el quarterback estrella volvió a sentir dolor, y al detectar su problema, se le hizo la segunda cirugía. La rehabilitación no fue como se esperaba, y todo se complicó. La lesión requirió una tercera y última operación, de la cual se está rehabilitando actualmente.

Un disco cervical herniado ocurre cuando el cartílago que separa, las vértebras se desgastan y se empiezan a pellizcar los nervios causando un dolor insoportable; tanto, que se puede sentir en otras partes del cuerpo, como en las piernas o brazos. También se puede sentir entumecimiento y debilidad en los músculos.

“No regresará al campo hasta que los doctores estén 100 por ciento seguros de que puede hacerlo, independientemente de lo que suceda o no en la temporada. Su rehabilitación es lo más importante aquí.”, añadió Polian sobre la lesión de Peyton.

No vale la pena arriesgar su salud en un posible regreso al final de la temporada -siendo optimistas-, cuando los Colts ya no tengan nada por qué competir.

Manning es un verdadero competidor, y las razones por las que pienso que podría servir retenerlo en el roster, son que él puede estar con sus compañeros, motivarlos, y estar alrededor de todo el trabajo del equipo, como apoyo. La razón más importante es que, cuando esté listo para regresar, aunque no juegue en ningún partido, puede practicar y volver a ganar periódicamente su ritmo de juego.

Aún así, los Colts sólo siguen demostrando que no pueden ganar sin su quarterback estelar –iniciaron la temporada 0-3 – , por lo que Polian debería pensar en redondear al equipo con refuerzos, sobre todo en la defensiva y en la línea ofensiva.

Luis Obregón

Consumidor ávido de contenidos escritos, auditivos y visuales de los temas más diversos que después pone al servicio de la creación de materiales en distintas plataformas. Socio Fundador de Primero y Diez, donde es Editor del sitio y Productor de los espacios auditivos. Por haber tenido una niñez noventera, todavía hasta la fecha, es acérrimo aficionado de los Dallas Cowboys.


Publicaciones Relacionadas