Los Cowboys obtienen la victoria en tiempo extra

Por Luis Obregón

Con un pase de 77 yardas de Tony Romo a Jesse Holley en tiempo extra, la ofensiva de los Dallas Cowboys quedó en la yarda uno de los San Francisco 49ers para conseguir en la siguiente jugada el gol de campo de Dan Bailey que les daría la victoria como visitantes 27-24.

Durante la primera mitad los 49ers parecían dominar por completo el encuentro en ambos lados del balón, ya que consiguieron irse arriba en el marcador 14-0, primero con un acarreo de una yarda del corredor Frank Gore, quien corrió para 47 yardas y una anotación, y después con un pase de 12 yardas de Alex Smith a Kyle Williams.

La ofensiva de los Cowboys lucía completamente errática, hasta ese momento, sin embargo con un poco más de un minuto por jugar en la primera mitad, Romo logró conectar con Miles Austin en un pase de 53 yardas para anotación, con lo que la diferencia en el marcador sólo era de 7 puntos al medio tiempo. Austin tuvo un excelente día al atrapar nueve pases para 143 yardas y tres anotaciones.

En la segunda mitad las cosas se tornaron todavía más complicadas para los Cowboys, ya que en su primera serie ofensiva, el que tomó los controles fue John Kitna, debido a que los reportes indicaban que Romo tenía una lesión en las costillas fruto de un golpe por el lado ciego que recibió en el primer cuarto. La serie ofensiva parecía comenzar a carburar cuando en un pase profundo en el que buscaba a Jason Witten, Kinta lanzó una intercepción a manos de Donte Whitner.

La ofensiva de los Niners no sacó frutos de la entrega de balón y lo devolvió a los Cowboys lanzando una intercepción a manos de Alan Ball. Kitna regresó al campo y después de sólo cuatro jugadas y cubriendo un campo de sólo 18 yardas encontró a Austin para su segunda anotación de la tarde.

El quarterback sustituto, veterano de 15 temporadas, regresó una vez más al campo para una tercera serie ofensiva que una vez más terminó en una intercepción, lo que le daba el balón a San Francisco en la yarda 29 de su rival. En la primera jugada de la serie, Smith tomó ventaja de un duelo disparejo y lanzó un pase a Delanie Walker para touchdown. Smith lució bastante bien por momentos y terminó el partido con 16 de 24para 179 yardas dos touchdowns y una intercepción.

El partido estaba 21-14 a favor de los locales e iniciaba el último cuarto. Fue en ese momento cuando Romo regresó al campo de juego para terminar el partido después de un gol de campo de 55 yardas de David Akers que ampliaba la ventaja de los 49ers a 10 puntos.

La presión de montar un regreso de 10 puntos estaba sobre Romo y comenzó bien estableciendo una serie de nueve jugadas que terminó en un pase de 25 yardas para touchdown de Miles Austin con lo que la diferencia sólo era ahora de 3 puntos.

La ofensiva de los 49ers no carburó en la siguiente posesión, ahora Romo tendría la oportunidad de reivindicar sus errores de la semana pasada, ya que recibió el balón con un poco más de 4 minutos por jugar con su equipo abajo por 3 puntos.

La serie ofensiva fue suficientemente buena para los Cowboys, quienes consumieron todo el tiempo del reloj de juego y le dieron paso al pateador Dan Bailey para que intentara un gol de campo de 48 yardas en los últimos segundos del tiempo regular. Bailey había fallado en la primera posesión ofensiva de su equipo en el partido un intento de 21 yardas, sin embargo en esta ocasión conectó el más importante y empató el marcador a 24 para mandar el encuentro a tiempo extra.

A pesar de que San Francisco tuvo el balón primero, la defensiva de Dallas hizo un buen trabajo para contenerlos y los orilló a despejar después de sólo cinco jugadas. En la primera oportunidad Romo realizó una jugada de play action y aprovechó que el Safety mordió el anzuelo del engaño y lanzó largo para el Holly, el ganador del reality Show de Michael Irvin en el que seleccionó a un jugador para que formara parte del training camp de los Cowboys la temporada pasada, quien colocó a su equipo en la posición ideal para amarrar la victoria.

Algunos puntos de análisis:

La ofensiva de los Cowboys no puede seguir cometiendo castigos en jugadas consecutivas y esperar conseguir victorias.
El ataque terrestre de Dallas todavía deja mucho que desear, a pesar de contar con tres corredores de buenas características, en este partido sólo 45 yardas netas.

El esquema de Rob Ryan en Dallas está comenzando a dar frutos, la defensiva luce bien y mantuvo al equipo en el partido cuando la ofensiva no carburaba. DeMarcus Ware ha conseguido ya cuatro sacks en sólo dos partidos.

Desde mi perspectiva, Romo tuvo un partido mucho peor que la semana pasada y lució inconsistente a pesar de terminar con buenos números, pero consiguió la victoria y todo consistió en que no tomó las pésimas decisiones de la semana pasada.

Alex Smith tuvo un buen partido y mostró, por momentos, algunos destellos de grandeza como el pase de anotación a Kyle Williams, que fue una belleza de lectura y colocación del balón.

Ted Ginn se está convirtiendo poco a poco en el receptor predilecto de Alex Smith, incluso está provocando que el tight end, Vernon Davis no se vea tan involucrado en la acción.

Frank Gore es un corredor muy poderoso y difícil de tacklear cundo corre por dentro de los tackles, sin embargo en le faltó tener una escapada que en realidad ayudara a su equipo a construir momentum.

Luis Obregón

Consumidor ávido de contenidos escritos, auditivos y visuales de los temas más diversos que después pone al servicio de la creación de materiales en distintas plataformas. Socio Fundador de Primero y Diez, donde es Editor del sitio y Productor de los espacios auditivos. Por haber tenido una niñez noventera, todavía hasta la fecha, es acérrimo aficionado de los Dallas Cowboys.


Publicaciones Relacionadas