Sorpresas y Decepciones en la Semana 1

Sorpresas

Buffalo Bills

¿Alguien realmente imaginó que los Bills ganarían de visitantes? Incluso creo que muy pocos fans tuvieron fé en su equipo. Ahora bien, de esos pocos que creyeron que obtuvieran la victoria, ¿pensaron que anotarían más de 40 puntos?

Pues bien, Buffalo tuvo un juego redondo el pasado domingo dominando de principio a fin a los Kansas City Chiefs siendo un equipo contundente con el juego aéreo de Ryan Firzpatrick con objetivos como su tight end Scott Chandler y su wide receiver Steve Johnson, combinandose ambos para 3 touchdowns de los 4 que lanzó Fitz durante el juego. Su ataque terrestre no se quedó atrás con un Fred Jackson que consiguió 112 yardas y C.J. Spiller colaboró con otro TD.

La defensiva de Buffalo también aportó. Limitó a uno de los running backs más peligrosos de la liga, Jamaal Charles, a tan sólo 56 yardas por tierra y dejaron a Matt Cassel con unas tristes 119 yardas por aire. Alguien que le diga por favor a Tod Haley que use en su esquema ofensivo a sus receptores, Dwayne Bowe y Steve Breaston tuvieron 2 recepciones cada uno. En cambio Charles y McCluster recibieron 10 pases entre ambos.

Cincinnati Bengals

Para muchos, me incluyo, los Bengals eran considerados el peor equipo de la NFL al arrancar la temporada 2011 y su papel en su primer juego era de víctimas. Enfrentaban a los Cleveland Browns, quienes jugaban de locales y que cuentan con una ofensiva que viene creciendo de la mano de Peyton Hillis y Colt McCoy. Además Cincinnati contaba con su quarterback novato, Andy Dalton, y sin mucho cartel en su cuerpo de receptores, encabezados por otro novato A.J. Green.

Pero con todo el panorama en contra, obtuvieron la victoria a pesar de sufrir la lesión de Dalton y de que Bruce Gradkowski tuvo que tomar los controles de la ofensiva, quien a mi gusto no es nada extraordinario. La actuación del tight end Jermaine Gresham fue importante, así como las 121 yardas por tierra de Cedric Benson, incluyendo un acarreo de 39 yardas para touchdown.

La clave fue limitar el jugador portada de Madden a solo 57 yardas por tierra y 30 yardas por la vía aérea. Ahora viajarán a Denver para un encuentro donde podrían dar otra campanada.

Decepciones

Donovan McNabb

¿39 yardas por pase? ¿De verdad? Es muy probable que McNabb este en el final de su carrera y no quiero sonar exagerado, pero desde que salió de Philadelphia no hemos visto contancia en su modo de juego. Casi consigue la misma cantidad de yardas por tierra que lanzando el balón.

Los Vikings están en serios problemas si su quarterback de 13 temporadas continúa jugando como lo hizo en San Diego. Adrain Peterson no puede con el peso total de la ofensiva por toda la temporada y esperando rivales complicados dentro de su división. Sabemos que McNabb cuenta con potencial pero parece que lo ha escondido y muy bien.

Dallas Cowboys

Llevar 14 puntos de ventaja al iniciar el último cuarto del encuentro ante los Jets y terminar perdiendo por 3 puntos, priceless!! No pueden tener este tipo de concentraciones en general. La gran mayoría coloca a Tony Oh-Noooooooo como el culpable de la debacle de los Boys, pero hubo muchos factores. Mal playcalling de Garrett, mala ejecución de Romo, pésima cobertura en los equipos especiales.

Todo ello derivó en que el equipo de la estrella solitaria tuviera su primera derrota de la temporada y una gran decepción.

¿Vieron la forma que Dez Bryant intentó tacklear a Revis en la última intercepción? Esa es falta de actitud ante la adversidad. A pesar de todo ello, siento que el equipo tiene muchas razones para poder ser competitivo y llegar a playoffs.

Luis Obregón

Consumidor ávido de contenidos escritos, auditivos y visuales de los temas más diversos que después pone al servicio de la creación de materiales en distintas plataformas. Socio Fundador de Primero y Diez, donde es Editor del sitio y Productor de los espacios auditivos. Por haber tenido una niñez noventera, todavía hasta la fecha, es acérrimo aficionado de los Dallas Cowboys.


Publicaciones Relacionadas