Los Packers sobreviven a los Saints en el kickoff

Por Ulises Harada

En un partido lleno de grandes jugadas, regresos espectaculares y que mantuvo a todos al borde de sus asientos por 60 minutos, la defensiva de los Green Bay Packers pudieron evitar un espectacular regreso de Drew Brees para cuidar una victoria 42-34 en contra de los New Orleans Saints.

Sin duda fue el mejor juego de kickoff que ha tenido la NFL desde que decidieron comenzar la temporada en jueves. Lo tuvo todo: jugadas espectaculares, duelos de quarterbacks elite de esta liga, recepciones espectaculares e incluso estuvimos a punto de presenciar uno de los drives más sorprendentes en la historia, cortesía de Drew Brees, quien en tan sólo 68 segundos avanzó 79 yardas para darle la oportunidad a su equipo de empatar el juego, pero la segunda decisión polémica de Sean Payton (la primera fue una en cuarta y uno, en el tercer cuarto, cuando decidió jugársela con un play action que no engañó a nadie), el correr por el centro en primera y gol cuando Brees parecía casi imparable. Al final Pierre Thomas se quedó corto y nos negaron la posibilidad de disfrutar un juego de tiempo extra.

El partido arrancó con un espectáculo de ofensivas. Green Bay obtuvo la primera posesión y capitalizó sin ningún problema con un pase de 7 yardas a Greg Jennings, en una serie en la que aprovecharon la cobertura hombre a hombre de los Saints para convertir una 3 y 12. La ofensiva de los Saints parecía que también se enfilaba para anotar en su primera serie, pero Marques Colston cometió la única entrega de balón del partido, con un balón suelto que Rodgers convirtió en 7 puntos con un pase a Jordy Nelson de 3 yardas para poner el juego 14-0.

New Orleans puso puntos en la siguiente ofensiva gracias a un espectacular pase de Brees (uno de varios de la noche) a Robert Meachem para 31 yardas. Sin embargo, Rodgers puso un show en el primer cuarto, al conseguir su tercer pase de anotación del partido con un pase corto al novato Randall Cobb, quien se encargó de quitarse un par de rivales para poner el partido 21-7.

Los Saints no pudieron conseguir un touchdown en la siguiente serie ofensiva y se tuvieron que conformar con un gol de campo de John Kasay. La defensiva de New Orleans logró generar el primer despeje de la noche al frenar a Rodgers en la siguiente serie ofensiva y Darren Sproles, quien llegó de San Diego a sustituir a Reggie Bush, tuvo un sorprendente regreso de 72 yardas de TD para poner el marcador 21-17. Antes del descanso los Packers aumentaron su ventaja con un acarreo de 17 yardas para anotación de James Starks.

Para el tercer cuarto los Saints recibieron el balón y la ofensiva consiguió otros tres puntos cortesía de John Kasay para poner el juego a tan sólo ocho puntos, sin embargo en la siguiente jugada, la más espectacular de este partido, Cobb decidió regresar la patada de kickoff ocho yardas dentro de su zona de anotación, y demostrando un equilibro increíble logró romper un par de tackleadas y escaparse hasta la zona de anotación, aniquilando el momentum de los Saints y poniendo el partido 35-20 a mitad del tercer cuarto. La ofensiva de los Saints volvió a responder  y Brees lanzó su segundo pase de anotación de la noche con un balón perfecto a Devery Henderson, quien superó las 100 yardas en el encuentro, que terminó en la zona de anotación.

Los Saints frenaron a Green Bay y recuperaron el balón. La ofensiva de New Orleans llegó a la yarda 8 de los Packers, y en una 4 y 1 no pudieron convertir. Rodgers logró una espectacular serie ofensiva que terminó en un acarreo de una yarda para anotación de John Kuhn para poner el marcador en lo que parecía un definitivo 42-27.

Pero los Saints, con menos de cinco minutos por jugar, lograron una serie ofensiva de 72 yardas que terminó con el tercer pase de TD de Brees, esta vez a Jimmy Graham. Con poco más de dos minutos por jugar, New Orleans intentó una patada corta pero recuperó Green Bay, aunque la defensiva se encargó de darle una última oportunidad a Brees, que al final no pudieron aprovechar.

Al final, el partido nos dejó un sorprendente duelo de ofensivas y un final dramático. Este fue el primero de 256 partidos de temporada regular y la NFL no deja de sorprenderme.

Algunos puntos interesantes de este partido:

1.- La protección a Aaron Rodgers fue simplemente espectacular. Gregg Williams mandó por lo menos 20 blitzes y tan sólo le pudieron llegar dos veces al quarterback de los Packers. Su línea ofensiva le dio mucho tiempo y pudo explotar las coberturas 1-1. Si juegan así contra sus rivales de división, o contra cualquier equipo de la liga, los Packers van a ser imparables.

2.- Randall Cobb le da una dimensión distinta a Green Bay. No sólo por su excelente capacidad de regresar patadas (el kickoff de 108 yardas fue simplemente espectacular), si no por que como receptor tiene características que ningún otro en el equipo. En poco tiempo puede convertirse en uno de los targets favoritos de Rodgers.

3.- No me gustó para nada el playcalling de la defensiva de los Packers en la serie final. En todas las jugadas sólo presionaron con 3 hombres y Brees los hizo pedazos. Por cierto, creo que si fue interferencia la de AJ Hawk, ya que antes de tocar el balón atropella por completo a Sproles.

4.- No me queda duda de que Drew Brees es el mejor quarterback de la liga en este momento. NADIE más hubiera logrado ese drive espectacular fuera de casa y en contra de una de las mejores defensivas de la liga.

5.- Los Saints volvieron a sufrir en grande para convertir en terceras y cortos, sobre todo en territorio rival. Parece que no le tienen confianza a Pierre Thomas en ese tipo de situaciones

¿A ti qué fue lo que más te gustó del partido?

Ulises Harada

Desde principios de los 90 pasaba las tardes de domingo frente al televisor viendo partidos de NFL y desde entonces profesa el 'arrowhead pride'. Socio Fundador de Primero y Diez en donde es pieza fundamental en el trabajo editorial y comercial. Día a día, sin importar dónde esté, escribe, discute y analiza lo que sucede en la liga.


Publicaciones Relacionadas