Análisis previo: Dallas Cowboys @ New York Jets

Por Luis Obregón

El partido inaugural de los muy celebrados domingos por la noche tendrá como protagonistas a dos equipos de primera línea, por lo menos en lo que a atención se refiere; los Dallas Cowboys visitarán el recientemente nombrado Met Life Stadium para enfrentar a los New York Jets en el día que se conmemora el décimo aniversario de los ataque terroristas del 11 de septiembre, de los cuales la ciudad de New York fue una de las víctimas, por lo que el ambiente estará cargado de emotividad y los fans de los Jets abarrotarán el estadio y harán sentir su presencia a los visitantes.

Una de las historias interesantes que rodea este encuentro es el enfrentamiento de los hermanos gemelos Rex y Rob Ryan, el primero Head Coach de los Jets y el segundo Coordinador Defensivo de los Cowboys, ambos descendientes de Buddy Ryan, una de las metes defensivas más admiradas por construir defensivas como los Monsters of Midway (los Bears del 85), por lo que el talento y la visión defensiva les llega por línea directa.

Los duelos de la semana uno suelen ser un tanto impredecibles, debido a que no hay un parámetro muy claro de qué es lo que pueden hacer los equipos, sin embargo lo hay ciertas cuestiones que podemos destacar e incluso predecir, una de ellas, a mi parecer la más importante, es que veremos de qué están hechos estos equipos para el resto de la temporada, ya que ambos parecen ser competitivos pero tienen también ciertas dudas, por lo que a los rivales de su misma categoría son a los que tienen que vencer para dejar clara su identidad.

Cuando los Jets atacan y los Cowboys defienden.

La pregunta que impera en la ofensiva de los Jets es: ¿Puede Mark Sanchez con el paquete de cargar a su equipo? Hasta ahora lo hemos visto como el administrador de la ofensiva muy protegido por la filosofía “ground and pound” de correr el balón muy seguido y lanzando eventualmente ayudado por el play action, sin embargo con adiciones a su arsenal como son Plaxico Burres y Derrick Mason, el balón debería estar más veces en el aire esta temporada.

Este partido será una buena oportunidad para que veamos de lo que Sanchez es capaz, ya que se va a enfrentar a una defensiva de los Cowboys que si en algo puede batallar es en la secundaria, sobre todo en este partido en el que sus dos corners titulares, Terrence Newman y Mike Jenkins estarán fuera.

La situación de enfrentar a una defensiva de dichas características puede limitar el trabajo de Shon Geene, de quien se tienen grandes expectativas para esta temporada, se espera que sea él ahora el que cargue con la mayor parte de la responsabilidad del juego terrestre de su equipo. No obstante Bryan Schottenheimer no debería olvidarse de su juego terrestre por más tentador que sea el lanzar muy seguido.

La mejor apuesta de los Cowboys para detener el ataque de los Jets será presionar al quarterback, sin embargo, los jugadores batallaron durante la pretemporada para asimilar del todo el esquema de Rob Ryan. Afortunadamente para ellos, cuentan con uno de los mejores, si no es que el mejor, pass rusher de la liga en DeMarcus Ware para intimidar a Sanchez y ayudar a la secundaria; si Ware puede meterse en la mete del quarterback y logra provocar un balón suelto o presionarlo lo suficiente para obligarlo a lanzar una intercepción, entonces los Jets se pueden ver en problemas. Como dato para ilustrar este punto, cuando Sanchez estuvo bajo presión, sólo completó 35.45% de sus pases la temporada pasada.

Cuando los Cowboys atacan y los Jets defienden

Tony Romo está de vuelta con el equipo y enfrentará como sinodal para su primer encuentro a una defensiva agresiva y nada fácil de doblegar. Los esquemas de carga que presentan normalmente confunden a los quarterbacks, dejándolos vulnerables a la gran capacidad de sus corners que pueden apagar a cualquier receptor. Una de las características de Romo es la de comprar tiempo con sus piernas e improvisar para lanzar un pase después de seis segundos. Esta será una ocasión en la que tendrá que hacerlo.

A pesar de que los receptores de los Cowboys tienen con qué defenderse, van a tener enfrente a Darrelle Revis  y a Antonio Cromartie, dos excelentes elementos defensivos. Será interesante ver a quién decide Rex Ryan mandar a la famosa “Revis Island”, si a Dez Bryant o a Miles Austin. Algunos reportes indican que será Bryant el que estará uno a uno con Revis, mientras que Austin estará cubierto por Cromartie con la ayuda de un safety. Esta puede ser la oportunidad para jugadores como Kevin Ogeltree o Jesee Holley para llevarse algunos pases, jugando desde el slot.

Con esa calidad de defensiva secundaria, una buena opción para el ataque de los Cowboys será mantener el balance de sus jugadas. Jason Garret está convencido de que lanzar es la opción para el equipo, sin embargo en esta ocasión tal vez sería más inteligente tratar de controlar el reloj con acarreos de todos sus hombres disponibles en el back field y mantener el ataque balanceado, después de todo cuenta con una multitud de talentos como Felix Jones, Tashard Choice y DeMarco Murray.

La ofensiva de los Cowboys, desde que está al mando de Garret, ha utilizado mucho las jugadas de atracción y los pases pantalla a sus corredores. En esta ocasiones ese tipo de jugadas podrían resultar efectivas dado el estilo agresivo de la defensiva de los Jets.

La defensiva frontal de los Jets tampoco es un rival sencillo, ya que la temporada pasada sólo permitieron 90.9 yardas por tierra en promedio por partido. Esto resulta preocupante para los Cowboys, quienes están pasando por un proceso de rejuvenecimiento de su línea ofensiva, de hecho sólo dos de sus titulares de la temporada pasada lo serán en esta primera semana, el tackle izquierdo Dough Free y el guard derecho Kyle Koiser, mietras que su primera selección del Draft, el tackle derecho Tyron Smith es muy probable que no juegue por una lesión en la rodilla. Esto debe tener a Rex Ryan lamiéndose los bigotes de sólo pensar en las formas en las que podría explotar a los inexperimentados linieros.

El Factor X

Ante la constante presión que tendrá Romo, Jason Witten se va a convertir en el hombre que marque la diferencia. Después de todo no es tan inesperado el decir que Witten tendrá un gran partido después de que en las últimas cuatro temporadas ha rebasado las 80 recepciones y la temporada pasada fue el elemento más constante del ataque de los Cowboys.

Eric Smith, el Strong Safety titular de los Jets va a tener las manos llenas en las jugadas en las que tenga que cubrir a Witten uno a uno y en general los tight ends que enfrentan a esta defensiva suelen tener buenas actuaciones.

El pronóstico

Cuidado con el duelo de pateadores, ellos podrían definir el marcador final. En mi opinión va a ser un partido cerrado en el que los Cowboys terminarán imponiéndose con un marcador de 27-24.

  • David Menassé

    Muy buen artículo, en lo que no estoy de acuerdo es en el pronóstico del resultado.

Luis Obregón

Consumidor ávido de contenidos escritos, auditivos y visuales de los temas más diversos que después pone al servicio de la creación de materiales en distintas plataformas. Socio Fundador de Primero y Diez, donde es Editor del sitio y Productor de los espacios auditivos. Por haber tenido una niñez noventera, todavía hasta la fecha, es acérrimo aficionado de los Dallas Cowboys.