Madden 12, se ve mejor y tiene nuevos detalles

Por Ulises Harada

Hay pocos videojuegos de los que realmente me declaro fan y experto, y creo que la franquicia de Madden en uno de ellos. No hay otro juego que use tanto como ese, ya que su vida va desde el momento en que sale hasta que llega el nuevo, al año siguiente. Aún cuando no es temporada de NFL el Madden está vigente y es analizado minuciosamente año con año, en busca de mejoras, defectos y en general con la intención de buscar la ventaja competitiva para humillar a mis rivales (sí, soy en extremo competitivo en este juego).

Como todos los años, la llegada de un nuevo Madden es una fecha marcada en el calendario. En esta ocasión el juego salió hace una semana (esta reseña se publicó el martes 6 de septiembre) y con una experiencia de entre 30 y 40 partidos disputados, creo que puedo darles una opinión educada al respecto de este juego.

¿Qué hay de nuevo?

Visualmente este juego se ve increíble y se siente aún mejor. Los muchachos de EA mejoraron las gráficas y las introducciones de los equipos. Además, los controles y sobre todos los movimientos de los jugadores se sienten mucho más reales. Las tackleadas se ven sorprendentes, las mecánicas son casi como en la vida real y, un detalle que en lo personal me agradó, los receptores tienen mayor inteligencia para hacer atrapadas espectaculares en el sideline arrastrando los pies. Los quarterbacks ya no pueden hacer pases increíbles mientras corren y en general todo parece estar en orden o como en la vida real.

Otro factor que también es una belleza es lo que llaman “Cold & Hot Streaks”. Esto quiere decir que todos los jugadores tienen rachas positivas y negativas que afectan su desempeño en el partido. Si lanzas tres intercepciones con un QB, su precisión, fuerza y confianza se irá disminuyendo, mientras que si tienes un corredor que tiene más de 150 yardas y varios TD, será cada vez más difícil de alcanzar. Se hizo un gran trabajo en capturar la mentalidad de casi todos los jugadores y el momentum puede cambiar con una entrega de balón o una anotación clave. En el modo de Franquicia estos streaks se llevan semana a semana.

Y hablando del modo de Franquicia, aquí es donde se ven la mayoría de los cambios de este Madden, que cada vez se siente “más real” a un equipo de la NFL. Una ventaja es que empiezas una temporada con un roster ampliado de cerca de 80 jugadores, como en la vida real, y durante la pretemporada tienes que tomar la decisión de a quien cortar y a quien dejar en el roster final de 53 jugadores. Además, varios jugadores tienen roles positivos y negativos dependiendo sus características, ya que Tom Brady tiene la capacidad de elevar su juego en el último cuarto y en los partidos de playoffs (Clutch y Playoff Performer), mientras que un jugador como Alex Smith de los Niners tiene la etiqueta de “Underarchiver” es decir un jugador con altas expectativas que no las ha cumplido.  Por lo menos hay seis o siete jugadores por equipo con un rol distinto, y esto se va modificando temporada tras temporada.

Sin duda esto hace más interesante el hacer tu dinastía y tratar de que tu equipo favorito se lleve el trofeo Vince Lombardi, aunque la inteligencia artificial de la máquina mejoró a comparación del Madden anterior.

Pero el modo de Franquicia no termina ahí, ya que durante la agencia libre hay un periodo de “subasta” para tratar de convencer a los agentes libres más cotizados de ir a tu equipo favorito. Tienes un límite de tiempo para ofrecer la mejor oferta antes de que el jugador tome la decisión de que equipo  elegir. Esto hace más dinámico el offseason mode.

Yo tuve la fortuna de adquirir la versión Hall of Fame y aunque las diferencia en el juego son casi nulas, viene incluido el All-Rookie y All-Sophomore Team, así como un paquete de leyendas para el modo Madden Ultimate Team y una tarjeta autografiada de Marshall Faulk edición limitada. Si son fans del juego y ven la versión Hall of Fame cómprenla, si vale la pena (aunque está muy limitada aquí en México).

Lo que no me gustó

Los comentarios. La verdad es que soy muy fan tanto de Gus Johnson como de Chris Collinsworth en la vida real, y en los Madden anterior habían hecho un gran trabajo, pero en esta ocasión se escuchan muy forzados, repetitivos y monótonos. Ya me sé la mayoría de los coments, además de que parecen estar retrasados por lo menos una jugada y se nota que ahí se les fueron varios detalles.

El modo superstar es casi un copy paste de versiones anteriores. Se modificaron algunas cosas, pero se siente igual.

Por cierto, quitaron desde hace mucho la función de hacer múltiples profiles en modo offline y llevar un récord entre los jugadores, algo que era my valioso para mí y mi grupo de amigos, ya que siempre se discute sobre cómo van los enfrentamientos y quién es el mejor.

Lo que aún no he probado

No he probado el modo de franquicia online ni he jugado muy a profundidad del Madden Ultimate Team, pero son similares al año pasado. Los servidores de Playstation son bastante confiables y no encontré lag en los juegos online que tuve.

El veredicto

Los fans del juego tienen que comprarlo ya que es un must de la temporada. Tiene varias cosas nuevas y el modo Franchise es bastante divertido, además de que online es muy competitivo (pero muchos juegan nefasto). El Madden tiene cosas nuevas y detalles interesantes que, por lo menos a mí, me pueden entretener por mucho tiempo. Si tú ya tienes este juego por favor deja tus comentarios y retroalimentación para los que aún no se deciden a adquirirlo.

Ulises Harada

Desde principios de los 90 pasaba las tardes de domingo frente al televisor viendo partidos de NFL y desde entonces profesa el 'arrowhead pride'. Socio Fundador de Primero y Diez en donde es pieza fundamental en el trabajo editorial y comercial. Día a día, sin importar dónde esté, escribe, discute y analiza lo que sucede en la liga.


Publicaciones Relacionadas