Richard Dent, un monstruo de Midway

Por Luis Obregón

Hablar los Chicago Bears es hablar de la dominante defensiva de mediados de la década de los 80, aquella que era llamada The Monsters of Midway y presentaba, entre otros, a jugadores como Mike Singletary, William “the refrigerator” Perry, Steve McMichael, Leslie Frazier y al ahora congraciado Richard Dent.

Después de ser finalista para ingresar al Salón de la Fama de la NFL en seis ocasiones en 2004, 2005 y de 2007 a 2010, Richard Dent finalmente lo logró en 2011, uniéndose a una clase memorable.

Dent es uno de esos jugadores que al mirar en perspectiva son unos verdaderos robos en el Draft, ya que despue´s de jugar cuatro años en Tennesee State University, fue seleccionado en la octava ronda del Draft de 1983 por los Chicago Bears con la selección 203 global, sin embargo rápidamente comprobó su valor en la liga ya que como novato participó en los 16 partidos siendo titular en tres de ellos y registrando sus primeros tres sacks y su primer fumble forzado.

En su segundo año en 1984 se convirtió en titular para los últimos 10 partidos de la temporaday logró 17.5 sacks, con lo que sentó un récord de franquicia. Durante la temporada, en contra de los Rams estableció su récord de carrera obteniendo 4.5 sacks en el partido, logro que repitió en 1987. Ese año, en consecuencia, fue nombrado a su primero de cuatro Pro Bowls.

Ya establecido como uno de los mejores en su posición, en 1985 lideró la liga en sacks con 17, consiguiendo además dos intercepciones, una de ella para touchdown y siete fumbles forzados; números que contribuyeron en gran parte para que los Bears ese año terminaran la temporada con récord de 15-1 y calificaran a postemporada como el mejor equipo de la liga.

En la ronda Divisional de ese mismo año tuvo una de las mejores actuaciones defensivas en playoffs de la historia de la liga contra los New York Giants al registrar siete tackleadas, 3.5 sacks y dos fumbles forzados. Unas semanas después los Bears aplastaron a los New England Patrits en el Super Bowl XX y Dent fue nombrado el MVP del partido con tres tackleadas, 1.5 sacks, dos fumbles forzados y un pase bateado.

Tan sólo en esos dos años (84 y 85) consiguió 35.5 sacks dos intercepciones y 11 fumbles forzados, números realmente dominantes. Al año siguiente en 1986 tuvo 11.5 sacks, de los cuales 7.5 fueron en los últimos 7 partidos.

Su dominio y presencia fue sentida claramente durente su estancia en Chicago, ya que en ocho de sus 12 temporadas en el equipo tuvo dobles dígitos en la columna de sacks.

Jugó en los Bears hasta 1993 y pasó a los 49ers por un año en el que formó parte de del equipo que se coronó campeón en el 94, aunque la mayor parte de la temporada estuvo lesionado participando en sólo dos partidos y aun así consiguiendo dos sacks. Al año siguiente regresó un año más a Chicago, pero las lesiones continuaron y sólo jugó en tres partidos.

En las siguientes dos temporadas, sus últimas, jugó para los Indianapolis Colts y los Philadelphia Eagles, en donde consiguió otros 11 sacks y tres fumbles forzados.

Al momento en el que se retiró  sus 137.5 sacks eran la tercera mejor marca de la historia de la liga solo sobrepasada por Reggie White y Bruce Smith. Actualmente es el sexto mejor en la categoría detrás de Michael Strahan, Chris Doleman y Kevin Greene.

Luis Obregón

Consumidor ávido de contenidos escritos, auditivos y visuales de los temas más diversos que después pone al servicio de la creación de materiales en distintas plataformas. Socio Fundador de Primero y Diez, donde es Editor del sitio y Productor de los espacios auditivos. Por haber tenido una niñez noventera, todavía hasta la fecha, es acérrimo aficionado de los Dallas Cowboys.