El quarterback perfecto

16

A raíz del Top 10 de Quarterbacks de nuestro site, surgió una plática con un amigo al respecto. Él es super aficionado a los Steelers y piensa que Ben Roethlisberger es un quarterback menospreciado y que debería estar en una posición mucho más alta que en la que resultó ubicado.

Esto me llevó a decirle que actualmente hay una gran variedad de estilos en dicha posición.

El estilo tradicionalista como Peyton Manning o Tom Brady que dependen mucho de su precisión y fortaleza de brazo lo que los hace mantenerse dentro de la bolsa de protección. Si este tipo de quarterbacks no cuentan con una gran protección, están destinados a sufrir como fue el caso de Tom Brady en el Super Bowl XLII cuando fue constantemente presionado y capturado por la defensiva de Giants. A final de cuentas, menciono a 2 de los quarterbacks con mayor prestigio actualmente en la liga.

Otro estilo puede ser el del quarterback que ante el leve presentimiento de ser capturado, inmediatamente opta por salir de la bolsa de protección y prefiere correr antes de soltar un pase. Ejemplos de estos quarterbacks y el más obvio es Michael Vick cuyo regreso a la liga ha sido espectacular, obteniendo la titularidad en Philadelphia y regresándolos a los primeros planos. Otro ejemplo es Vince Young pero no ha tenido el impacto con Titans. Aunque Donovan McNabb podría caer en esta categoría, ha venido a menos y no es tan peligroso por tierra como los primeros dos quarterbacks que mencioné. Su problema generalmente son las lesiones a las que son expuestos ante golpes cuando suelen acarrear el balón.

Estos dos estilos que menciono son los extremos en la posición y ambos pueden ser muy efectivos pero la tendencia en la posición es contar con los servicios de un quarterback que sea completamente equilibrado. Me refiero a que tenga un brazo con precisión y fortaleza, que puedan salir de la bolsa de protección para encontrar algún receptor abierto, deshacerse del balón para no arriesgarlo o conseguir un avance por tierra sin arriesgarse a un golpe. Un claro ejemplo de lo que hablo es Drew Brees ó Aaron Rodgers. Jugadores que han ganado los dos últimos Super Bowls con sus equipos y que sin duda fueron factor, de hecho ambos fueron MVP.

Otro ejemplo es Ben Roethlisberger que se apoya mucho en su físico para no ser capturado y que espera hasta el último momento para encontrar una opción y poder salvar la jugada. Esta situación lo ha hecho obtener victorias como el Super Bowl XLIII donde con la ayuda de Santonio Holmes, obtuvieron la victoria. A pesar de ello, no cuenta con un potente brazo, pero sí una buena precisión en sus pases. Un jugador que puede ser de la misma hechura es Josh Freeman quien también cuenta con gran físico y que la temporada pasada demostró ser capaz de echarse el equipo al hombro sin mucha calidad en el cuerpo de receptores.

A pesar de las características de brazo y cualidades atléticas que debe de tener un quarterback, existe un factor que muy pocos dejan pasar por alto; me refiero al factor motivación. Puede llegar a pensarse que es una cualidad implícita en la posición pero que no muchos la presentan. Sin duda un jugador que motive al equipo es básico en los vestidores y desde mi punto de vista, debe haber al menos uno en la defensiva y otro en la ofensiva, pero el principal debe ser el quarterback. ¿Han visto como Brees comanda al equipo previo al inicio del encuentro? ¿O cómo Brady anima en la banca a su equipo y suele golpear casco a casco con los miembros de su línea ofensiva? Eso es contar con corazón para transmitir ánimo a sus compañeros de equipo y motivarlos.

Me gustaría que compartan su opinión sobre qué tipo de quarterback prefieren en su equipo. Gracias por sus comentarios.

Comentarios