Los Packers están de vuelta en el Super Bowl

Con una intercepción de Sam Shields en los últimos segundos del partido, los Green Bay Packers se convirtieron en el primer clasificado al Super Bowl XLV al derrotar a los Chicago Bearsen el Soldier Field 21-14 con una actuación casi perfecta de su defensiva.

Green Bay interceptó tres pases, uno de los cuales fue devuelto para intercepción, logró tres capturas y dejó fuera del partido tanto a Jay Cutler como a Todd Collins antes de que Caleb Hanie, tercer quarterback de los Bears y jugador de tercer año, casi lograra empatar el partido en los últimos minutos del encuentro.

Hanie, quien terminó el encuentro con 13 completos de 20 pases lanzados para 153 yardas y una anotación, con dos entregas, reanimó por completo a la ofensiva de los Bears, ya que con él al frente Chicago consiguió dos touchdowns, incluyendo un espectacular pase de anotación que 35 yardas a Earl Bennett con cuatro minutos por jugar. Con menos de un minuto en el reloj de juego, Hanie logró poner a su ofensiva en la yarda 29 de Green Bay, pero su último pase terminó en manos de la defensiva de los Packers.

El juego comenzó muy bien para Green Bay, ya que en la primera serie ofensiva del partido Aaron Rodgers conectó sus primeros cuatro pases en la ofensiva inicial y el mismo consiguió el touchdown  con sus piernas en un acarreo de una yarda.

Al principio del segundo cuarto los Packers aumentaron su ventaja con otro acarreo de anotación, esta vez cortesía del corredor novato James Starks, quien terminó el partido con 74 yardas, pero a partir de ese momento la ofensiva desapareció del encuentro. Rodgers, quien había tenido una Postemporada espectacular, terminó con 244 yardas y dos intercepciones, incluyendo una en zona roja.

Pero la defensiva de Green Bay se encargó de hacer que los Packers se convirtieran en el primer sexto sembrado de la Conferencia Nacional en llegar a un Super Bowl. Jay Cutler tuvo una actuación para el olvido en la que tan sólo completó seis de 14 pases para 80 yardas con una intercepción, con un rating de 31.8 puntos antes de salir lesionado de la rodilla en el tercer cuarto. Su suplente, Collins, falló los únicos cuatro pases que lanzó y por eso Hanie tuvo la oportunidad de rescatar el partido para los Bears.

La única arma a la ofensiva para los Bears fue el corredor Matt Forte, quien terminó con 160 yardas combinadas. Los equipos especiales de Green Bay hicieron una gran labor en contener a Devin Hester, ya que sólo tuvo un regreso de kickoff para 24 yardas y consiguió 16 yardas en tres regresos de despeje.

Luis Obregón

Consumidor ávido de contenidos escritos, auditivos y visuales de los temas más diversos que después pone al servicio de la creación de materiales en distintas plataformas. Socio Fundador de Primero y Diez, donde es Editor del sitio y Productor de los espacios auditivos. Por haber tenido una niñez noventera, todavía hasta la fecha, es acérrimo aficionado de los Dallas Cowboys.


Publicaciones Relacionadas